VW Atlas 2021: tiene muchas sorpresas

Cuando me avisaron que recibiría la VW Atlas de 2021 para revisión, mis expectativas eran “normales”, diría yo. Después de tenerla por una semana, mi perspectiva cambió: ahora la veo como una excelente opción para familias grandes o para personas que les gusta la aventura, pero que no quieren sacrificar la comodidad del manejo diario.

VW Atlas 2021

Como casi siempre sucede en este tipo de préstamos, el fabricante nos mandó el vehículo más avanzado que tiene. Más adelante, explicaremos cómo configurar el automóvil para hacer su precio más accesible.

Manejamos la V6 SEL Premium, con 4MOTION, es decir, con tracción en las cuatro ruedas. La primera sorpresa fue en la facilidad de maniobrabilidad y lo suave de la dirección.

El coche proporcionó la sensación de un auto de superlujo, y tan solo es un Volkswagen, el hermano menor de Audi (aunque más bien parecía su gemelo). Todo es armonía en su interior: el sonido es lo suficientemente bueno para escuchar tu música favorita y los asientos de piel son bastante suaves, lo que también contribuye significativamente a la idea de lujo y confort.

La segunda sorpresa, y la más importante, es su espacio. Generalmente, decimos que las camionetas de tres filas de asientos, en realidad, tienen 2.5 filas, ya que la tercera no se aprovecha de la mejor manera, a menos que el pasajero sea un niño de entre cuatro y seis años. No es el caso de la VW Atlas: las tres filas se pueden emplear por adultos, solo hay que ajustar el espacio de piernas en la fila dos. Es posible acomodar hasta siete adultos sin problemas, además de que queda un espacio bastante razonable para poner algunas maletas.

Como se mencionó, esta camioneta es el tope de gama, pero no es necesario pagar más de $50,000 dólares por una Atlas. Sí, la versión que manejamos es muy bonita, sin embargo, le podemos quitar algunos elementos y, de paso, ahorrar un buen billete, importante en tiempos de crisis como los de ahora.

A continuación, les aconsejamos cómo configurarla para tener el mismo tipo de manejo con el mismo espacio, pero por menos dinero.

Nos decantamos por la versión SE en color Racing Green, con un motor de cuatro cilindros 2.0 litros turbo y con interiores en café; solo le agregamos el quemacocos panorámico, $1,200 dólares extra, y nos da un total de $39,340 dólares, un ahorro de casi $11,000 dólares. Nos queda un auto muy espacioso con un manejo supremo, claro, sin romper el cochinito.

Recomendaciones del editor