La nueva Range Rover 2022 es tan tradicional como futurista

Cuando llegue a los concesionarios en la primavera de 2022, la quinta generación de la Range Rover, la SUV de lujo que define las tendencias que sus competidoras tratan de emular, ofrecerá más opciones y comodidades que nunca para cimentar su transición de un vehículo utilitario capaz a un automóvil ostentoso al que pocas personas tendrán acceso.

Sin embargo, más allá de su relativamente nuevo estatus como vehículo de ultralujo, en los últimos 53 años la Range Rover no ha perdido su bien ganada reputación como todoterreno de alta capacidad. De la misma manera, ha logrado mantener una identidad visual entre todas sus generaciones que hace imposible confundirla con cualquier otro vehículo. Y por lo que vemos, dichas características permanecen intactas en esta nueva generación. 

Diseño

No es fácil distinguir a la nueva Range Rover de su predecesora. El tema de diseño general de dos volúmenes con una línea de techo ligeramente inclinada fue trasladado sin alteraciones significativas al nuevo modelo. Las novedades residen en proporciones y limpieza del diseño, especialmente en la parrilla y las entradas de aire frontales.

Las manillas de la puerta al ras de la carrocería salen y se retraen de manera electrónica para mejorar la resistencia aerodinámica del vehículo, mientras que las branquias laterales fueron reemplazadas por elementos visuales verticales que rompen con la monotonía del espacio y vinculan al vehículo con el exitoso modelo anterior.

La parte trasera es la única que tiene un cambio realmente significativo con una barra de luz que atraviesa el portón de lado a lado y baja en los extremos sin invadir los laterales para formar una C abierta en la base. Un elemento que funciona bien y le da un aspecto muy futurista, limpio y elegante al vehículo, y que irritará las sensibilidades de algunos puristas. Como siempre, el portón trasero está dividido en dos partes. 

Motores

En Estados Unidos, la nueva Range Rover 2022 cuenta con dos opciones de máquinas. La primera es un motor de seis cilindros en línea turboalimentado de 3.0 litros semihíbrido que genera 395 caballos de fuerza y 406 libras-pie de torque, y que es exclusivo para el modelo básico SE, tanto en su versión de base regular como para la de base extendida. 

Le sigue un motor V8 doble turbo de 4.7 litros que genera 523 caballos de fuerza y 553 libras pie de torque, opcional para el modelo básico SE y estándar para el resto de la línea, la cual que está compuesta por las lujosas versiones Autobiography y First Edition de edición limitada.

En 2023, la línea adquirirá su primera versión híbrida enchufable, que dispondrá de 434 caballos de fuerza y ofrecerá autonomía eléctrica de hasta 62 millas. El tren motriz híbrido enchufable está compuesto por un motor de seis cilindros en línea y un motor/generador eléctrico de 105 kW integrado a la transmisión y alimentado por una batería de iones de litio de 38.2 kWh, con una capacidad útil de 31.8 kWh. La Range Rover híbrida enchufable puede alcanzar hasta 87 mph  sin usar el motor de gasolina. La Range Rover ganará su primera versión 100 por ciento eléctrica en 2024.

Mecánica del futuro

La Range Rover 2022 está sustentada en la nueva arquitectura MLA-Flex del fabricante, que combina hardware avanzado con un conjunto de herramientas nuevas de tecnologías digitales y software. Este ecosistema “mecatrónico” cuenta con un nuevo sistema de control de chasis integrado que coordina un conjunto de tecnologías predictivas y reactivas para mejorar la marcha de manera constante.

Algunos otros ejemplos de estas tecnologías son el sistema de dirección en todas las ruedas para darle mayor maniobrabilidad a este gigante en ambientes urbanos, así como el eje trasero operado eléctricamente que proporciona hasta siete grados de ángulo de dirección y, a bajas velocidades, desfasa las ruedas delanteras, lo que le da a la nueva Range Rover un radio de giro de 36 pies, el más pequeño de cualquier vehículo Land Rover. 

La nueva Range Rover incorpora un poderoso sistema de control de balanceo electrónico activo de 48 voltios llamado Dynamic Response Pro, que el fabricante dice que es más rápido y eficiente que una configuración hidráulica, con una capacidad de torque de más de 1,000 lb-pie alimentada al sistema de protección contra vuelcos para mantener los movimientos de la carrocería bajo control.

La suspensión neumática totalmente independiente, infaltable en la línea Range Rover, aísla la cabina de las imperfecciones de la superficie con mayor eficacia y combina volúmenes de muelles neumáticos con amortiguadores de válvulas gemelas, todo gestionado mediante el software de control Adaptive Dynamics. D

ynamic Response Pro y la suspensión utilizan los datos del sistema de navegación eHorizon para leer el camino por delante y preparar la suspensión para la vía.

La transmisión inteligente de tracción en las cuatro ruedas, o iAWD en el léxico de Land Rover, monitorea los niveles de agarre y las entradas del conductor 100 veces por segundo para distribuir de manera predictiva el par entre los ejes delantero y trasero para una óptima tracción dentro y fuera de la carretera. Cada Range Rover también cuenta con un diferencial trasero de bloqueo activo para acción todoterreno seria. 

Todos estos sistemas son controlados por el sistema Terrain Response, que funciona como un director de orquesta cuya misión es lograr una configuración perfecta para el tipo de vía que se enfrente. El sistema cuenta con una selección de seis modos de conducción.

Cabina

Land Rover resolvió el tema del diseño de la cabina de manera similar a la parte exterior, al modernizar el diseño anterior con cambios estratégicos pero efectivos con una aproximación minimalista. Todo lo que pudo ser simplificado fue simplificado. 

El volante ahora cuenta con un estilo más ligero, moderno, y constituye el único quiebre radical en relación al diseño anterior, mientras que la pantalla curva de 13.1 pulgadas para interactuar con el nuevo sistema de infoentretenimiento Pivi Pro, el otro punto de interacción táctil y visual con el conductor, es la protagonista en la actualización de la cabina. La pantalla cuenta con retroalimentación háptica para que el conductor no tenga que retirar la vista de la vía.  

Los instrumentos están contenidos en una pantalla con nuevos gráficos de alta definición basados ​​en un diseño de tres paneles. El conductor puede elegir entre una variedad de configuraciones, incluido un diseño analógico convencional con los controles del volante.

Land Rover nos dice que las opciones para la cabina son más sostenibles, responsables y progresistas que nunca. Los clientes tienen una selección más amplia de materiales y acabados, y opciones al cuero, que incluyen telas de Kvadrat, el fabricante líder en Europa de textiles prémium.

La nueva Range Rover ofrece un sistema de sonido exclusivo Meridian de 1,600 W (no disponible en SE y estándar en los modelos Autobiography y First Edition). Con sistema de cancelación activa de ruido de tercera generación, monitorea las vibraciones de las ruedas, el ruido de los neumáticos y los sonidos del motor transmitidos a la cabina y genera una señal de cancelación, que se reproduce a través de los 35 altavoces del sistema. Estos incluyen un par de parlantes de 60 mm de diámetro en los reposacabezas para cada uno de los cuatro ocupantes de la cabina principal, que crean zonas silenciosas personales similares al efecto cuando se usan audífonos.

Las puertas con asistencia eléctrica opcionales, disponibles a partir de 2023, pueden ser controladas a través de la pantalla Pivi Pro y cuentan con funciones integradas de detección de obstáculos para no sufrir daños, así como antipellizco para no pisar objetos ni las extremidades a sus pasajeros. 

En Estados Unidos la nueva Range Rover tendrá un precio inicial de $104,000 dólares para el modelo SE de base regular y llega hasta $1563,500 dólares para el modelo First Edition de base extendida.

La nueva Range Rover 2020 se producirá exclusivamente en la fábrica de Land Rover en Solihull, Reino Unido, utilizando una línea de producción de última generación ubicada en el mismo edificio donde se produjeron las primeras Land Rover en 1948. 

Recomendaciones del editor