El Jaguar F-Pace SVR alcanza los 280 kilómetros por hora sin perder la elegancia

Toma algún día el modelo más vendido de Jaguar, el SUV F-Pace, y ponle bajo el cofre un V8 sobrealimentado que genere 550 caballos de fuerza. ¿Qué resulta? Pues algo Jaguar llama F-Pace SVR.

En el mercado automotriz (o en cualquier mercado de consumo en general), cuando algo funciona bien, lo inteligente es duplicarlo. Hoy en días, la prescripción para todos los fabricantes de automóviles es “haz otro SUV”, y específicamente para los fabricantes de lujo, el concepto clave es el de “SUV de alto rendimiento”. El F-Pace es, en buena medida, el responsable de la reactivación de la marca, por lo que introducir un F-Pace que supere la gama para competir directamente con el BMW X3 M40i, el Porsche Macan Turbo y el Mercedes-AMG GLC63, es casi una obviedad.

Digital Trends tuvo la posibilidad de echarle un primer vistazo al exclusivo F-Pace SVR antes de su presentación formal en el Salón del Automóvil de Nueva York, y no nos decepcionó. Para nada.

Ya era uno de los SUV más bellos de la carretera (confirmado por su premio World Car Design of the Year 2017), y ahora el F-Pace se hace sutilmente más agresivo gracias a unas tomas de aire más grandes en la parte delantera, ventilaciones en su capó de aluminio, arcos de rueda más anchos , nuevo diseño de llantas ligeras (disponibles en tamaños de 21 o 22 pulgadas), un spoiler trasero y un sistema integrado de escape cuádruple.

La División de Operaciones Especiales de vehículos de Jaguar (SVO) ha puesto un motor V8 sobrealimentado de 5.0 litros en F-Type SVR. Con 550 hp y 502 lb / ft de torque, el F-Pace SVR genera significativamente más caballos de fuerza (170 hp) que el F-Pace S, y supera fácilmente sus estadísticas de rendimiento. Pasa de cero a 60 mph en solo 4.3 segundos, y alcanza una velocidad máxima de 176 mph, poco más de 280 kilómetros por hora. En comparación, el Mercedes-AMG GLC63 S de 503 hp llega a las 60 mph más rápido (3.8 segundos), pero no supera las 174 mph.

“El F-Pace SVR ofrece el manejo y la agilidad necesaria para que coincida con su rendimiento”, dijo Mike Cross, ingeniero jefe de integridad de vehículos en Jaguar Land Rover. “Todo, desde la dirección hasta la configuración de suspensión hecha a medida, se ha ajustado específicamente para nuestro SUV de rendimiento, y el resultado es un vehículo que cumple con la promesa de los nombres F-Pace y SVR”.

Para lograr este nuevo nivel de rendimiento, SVR actualizó el chasis F-Pace con amortiguadores delanteros y traseros más rígidos, un nuevo sistema antibalanceo, un diferencial trasero electrónico y frenos traseros más grandes de 15.5 y 15.6 pulgadas. También forma parte del paquete un sistema de escape activo para administrar el ruido del sistema de escape. Es importante destacar que el F-Pace SVR solo está disponible con un sistema de tracción total con vectorización de torque para maximizar la salida disponible del SUV.

En el interior, el F-Pace SVR cuenta con asientos delanteros deportivos con más soporte lateral, cuero acolchado y logotipos SVR en relieve, un selector de modos SportShift (como el F-Type) y un volante SVR con paletas de cambio de aluminio.

El F-Pace SVR tendrá un precio de $80,000 dólares cuando llegue a las salas de exposición este próximo verano.