El Infiniti QX50 2019 se mete de lleno en las grandes ligas de los SUVs de lujo

Cuando se trata de tecnología, el envoltorio puede al final ser tan importante como los propios dispositivos. Apple asumió esta verdad desde el principio con sus productos de computación y teléfonos inteligentes, y es la razón por la cual la compañía ahora puede cobrar $1,000 (¡mil dólares!) por un celular. Pero la tecnología de consumo no es el único lugar para “contener” un producto “inteligente”.

Durante 20 años, los ingenieros de Infiniti desarrollaron una tecnología de motor revolucionaria que adaptaría un tren motriz de combustión interna para una mayor eficiencia y/o rendimiento. Finalmente, el diseño de compresión variable (VC) estaba listo para la producción, pero en lugar de colocar el motor en un modelo ya existente, el fabricante de automóviles de lujo decidió empaquetarlo dentro un nuevo producto más llamativo.

El Infiniti QX50 2019 recibe el primer motor VC del mundo como un diferenciador clave dentro de uno de los segmentos de vehículos más populares: los SUV compactos Premium. Con rivales como el Acura RDX y el Lexus NX, el nuevo QX50 se mantiene firme con un diseño exterior audaz, un interior lujoso, una eficiencia líder en su clase y una serie de funciones avanzadas de seguridad. Disponible en configuraciones de tracción delantera o tracción total, el 2019 QX50 comienza su precio en los $36,550 dólares.

Las ayudas disponibles incluyen control de distancia, intervención de respaldo en caso de colisión, advertencia de colisión frontal, advertencia (e intervención) de punto ciego, advertencia e intervención en salida de carril, advertencia de colisión directa con detección de peatones, asistencia de estacionamiento, cámara de vista envolvente y pantalla head-up. La combinación de estas características disponibles le da al QX50 una ventaja sobre el Lexus NX (que no ofrece control adaptativo de velocidad o asistencia de mantenimiento el carril) y el RDX (que no ofrece monitoreo de punto ciego ni de tráfico cruzado posterior, ni tampoco asistente de estacionamiento).

La tecnología interior, eso sí, no es tan buena en el QX50. En lugar de utilizar al modelo para desprenderse de su confuso sistema de información y entretenimiento de dos monitores (introducido en el sedán Q50), Infiniti continúa con una tecnología impulsada por Intel, que renuncia a productos básicos y cada vez más estandarizados como lo son Apple CarPlay y Android Auto.

Su motor de 2.0 litros y cuatro cilindros funciona en conjunto con un solo turbocompresor para entregar 268 caballos de fuerza y ​​288 libras-pie de torque a través de una transmisión continua variable (CVT).

Mientras que el QX50 2019 pierde 57 caballos de fuerza en relación con su predecesor, gana 21 lb-pie de torque, y puede alcanzar antes esta potencia máxima. A modo de comparación, el QX50 2019 está por debajo 11 caballos con respecto al Acura RDX y hasta 33 del Lexus NX. La combinación de un motor y una transmisión hiper-eficientes le da al QX50 de tracción delantera el mejor puntaje mixto de 27 mpg en el segmento. Los modelos equipados con tracción total aún superan a la competencia, con una clasificación de combinada (de ciudad y carrertea) de 26 mpg.infiniti-qx50-2019-featEl Infiniti QX50 2019 se vende con una garantía limitada de 4 años o 50,000 millas, y una garantía de tren motriz de 6 años/70,000 millas. La reputación de confiabilidad de Infiniti es en gran medida positiva, con pocos defectos y un desgaste mínimo durante su vida útil. Los valores de reventa pueden no ser tan altos como Acura o Lexus, pero los vehículos Infiniti ciertamente no desploman su valor después de sus primeros años.

Con la presentación del QX50 2019, Infiniti se está aventurando más en el corazón del mercado de lujo que nunca. Las innovadoras tecnologías de motor y de asistencia al conductor, un diseño inspirador, suntuosos materiales de cabina y una dinámica de conducción refinada, ponen a la QX50 en el punto de mira de BMW, Audi y Mercedes-Benz. Los jugadores de lujo menores tienen trabajo que hacer.

Recomendaciones del editor