Harman nos muestra su visión de los sistemas de sonido del futuro

harman audioworx moodscape volvo 640x0

La recientemente adquirida división Harman de Samsung ha introducido un sistema de audio llamado AudioworX en el Consumer Electronics Show (CES) 2018. Se trata de una plataforma única que los fabricantes de automóviles podrán personalizar de muchas maneras para reflejar la identidad y los valores únicos de su marca. También está proyectada en un futuro completamente autónomo, donde conducir un automóvil se convierte en una opción, no una necesidad.

“Para los fabricantes de automóviles, Harman AudioworX ofrece la flexibilidad de adaptarse rápida y fácilmente a las nuevas tendencias y preferencias del consumidor, ofreciendo un tiempo [de adaptabilidad] más rápido para el mercado y menores costos generales”, explicó la compañía en un comunicado. Si eres un automovilista, eso significa que AudioworX podría garantizar que la tecnología de entretenimiento de vanguardia se filtre en más automóviles y a un precio más asequible. También promete darte a ti y a tus acompañantes el poder de la personalización.

Tres partes principales componen AudioworX: un sistema operativo, una biblioteca de procesamiento de señal digital (DSP) de más de 200 componentes, y herramientas de ajuste, todas las cuales brindan opciones de configuración para los sistemas de sonido. Las compañías de automóviles pueden usar este trío para crear soluciones de audio que se adapten a sus necesidades. Pueden hacerlo simple y barato —si quieren mantener bajos los costos— o crear un sistema que sea poderoso y más caro —si es que quieren ofrecer a los audiófilos una experiencia similar a la de una sala de conciertos.

El sistema está disponible para los OEM desde este 9 de enero, por lo que podría alcanzar la producción en masa en un futuro no muy lejano. Harman no tardó en darle un buen uso a AudioworX.

En CES 2018, también ha mostrado una solución llamada Configurable Entertainment and Moodscape, desarrollada en su nueva plataforma. Se basa en la premisa de que, muy pronto, se compartirán una gran cantidad de automóviles (en vez de tener cada uno un vehículo en propiedad). Será difícil atender las preferencias individuales en este entorno, ofreciendo a la vez un alto grado de personalización.

Harman desarrolló un sistema de sonido con bocinas que cambian de forma, sonido y afinación, todo lo cual se ajusta según la demanda. Esto podría ser fundamental para hacer que la experiencia de compartir el viaje sea agradable para los usuarios. El primer pasajero del día puede jugar al Mario Kart de camino al trabajo. El siguiente puede escuchar a Rage Against the Machine mientras se dirige a un partido de fútbol. El tercero puede ver Netflix mientras va de compras. Lo fundamental: todos disfrutarían del mejor sonido posible en el mismo automóvil. Los usuarios tendrán incluso la opción de guardar sus preferencias para viajes futuros.

La autonomía abre otra posibilidad: si no necesitas estar atento al camino, ¿por qué no te sientas y te relajas? Una tecnología QLED mostrará un moodscape en el techo del automóvil, la cual proporcionará una experiencia visual coincidente con la música seleccionada. La tecnología Music Motivator de Harman consulta el calendario del usuario y las rutas GPS para ajustar la experiencia visual y auditiva; sabrá —por ejemplo— si vas al gimnasio o al trabajo, ajustándose en consecuencia. La tecnología está hecha “a medida” para vehículos autónomos, según la compañía, por lo que todavía está un poco lejos de la producción.