Elon Musk revela una cualidad oculta de la Tesla Cybertruck

Elon Musk no olvida sus palabras. Un comentario suyo en Twitter que volvió a convertirse en noticia refrescó una promesa que había realizado para su nueva estrella en Tesla: la Cybertruck.

Un usuario preguntó al CEO del fabricante de autos eléctricos si era posible que la camioneta cruzara charcos de agua o arroyos.

“¿Has pensado en la profundidad de vadeo de la Cybertruck? Cazo y pesco, y a veces necesito cruzar arroyos. ¿Puedo hacerlo sin dañar el vehículo?”, consultó el tuitero.

A lo que Elon Musk contestó: “Sí. Incluso flotará por un tiempo”.

Yes. It will even float for a while.

— Elon Musk (@elonmusk) April 20, 2020

En 2016, cuando Cybertruck solo era un lejano proyecto, Musk comentó al sitio Electrek que esta característica de flotación estaría incorporada, ya que todos los vehículos Tesla fueron creados con esa particularidad, de actuar como un bote por momentos.

“Definitivamente, no lo recomendamos, pero el Model S flota lo suficientemente bien como para convertirlo en un bote por cortos períodos de tiempo. Empuje a través de la rotación de la rueda”, sostuvo en esa oportunidad.

La Cibertruck de Tesla avanzando por una carretera. Comparamos la Tesla Cybertruck vs. Ford F-150

Lo que no ha podido dejar en claro Elon Musk es a cuánto alcanza esa capacidad de vadeo, cuánto podrá flotar en el agua y cuánto resistirán sus piezas bajo el agua antes que se puedan dañar.

¿Robotaxis listos en 2020?

Por otro lado, Musk respondió ltambién a través de Twitter a un usuario que le consultó sobre cuándo estarían listos los prometidos robotaxis, es decir, autos de conducción autónoma especializados en el transporte de pasajeros.

Functionality still looking good for this year. Regulatory approval is the big unknown.

— Elon Musk (@elonmusk) April 12, 2020

Musk afirmó que “funcionalmente se ve bien para este año (2020). La cuestión y el acuerdo regulatorio es la gran incógnita”, lo que indica que el papeleo y los permisos podrían retrasar todo.

Esto parece bastante sensato, dado que los modelos de autoconducción de Tesla siguen pasando pruebas para afinar sus sistemas.

Este proyecto se pondrá a prueba en las grandes ciudades de Estados Unidos en primer lugar, como San Francisco y Nueva York, para después extenderlo a otros territorios.

Para eso, los robotaxis necesitarán un software mejorado de autoconducción, pero Tesla también está desarrollando un nuevo microprocesador que será hasta tres veces más potente que el utilizado actualmente y gracias al cual las actividades de conducción autónoma serán más sencillas y seguras.

Recomendaciones del editor