Video: Mira una batalla pro drifter con un auto de carreras autónomo

A menudo escuchamos que los vehículos autónomos serán más seguros que los automóviles conducidos por humanos. Genial, sí; pero… ¿serán más rápidos? Roborace está desarrollando una serie de carreras para carros autónomos, y esta idea no valdrá demasiado si estas máquinas no consiguen —al menos— igualar el rendimiento de los carros pilotados por humanos. Por ello, Roborace reunió a uno de sus carros autónomos y al piloto profesional Ryan Tuerck para un buen enfrentamiento “a la antigua”.

Tuerck compite en Fórmula Drift, por lo que no es extraño que conduzca rápido… aunque generalmente lo haga lado. Roborace lo invitó a Roma a conocer el DevBot, su prototipo de automóvil autónomo. Tuerck condujo por primera vez a DevBot por el circuito urbano preparado para la Fórmula E, y dejó que el carro estableciera su propio tiempo de vuelta de manera autónoma.

El DevBot completamente eléctrico pesa alrededor de 2,200 libras y cuenta con 550 caballos de fuerza. Debido a que el automóvil es eléctrico, esta potencia se libera instantáneamente. La tracción en todas las ruedas ayuda a aprovechar este nivel al máximo. Ten en cuenta que el DevBot no es un producto que ya esté listo: de momento, solo se usa para pruebas. La versión que Roborace planea usar en las carreras reales contará con una carrocería más estilizada, y no tendrá sitio para un conductor humano.

Entonces, ¿cómo le fue a Tuerck contra esta máquina? Después de algunas vueltas de práctica (menos que perfectas), Tuerck estableció el mejor tiempo de 1:51.8. Dejado atrás sus propios registros, DevBot estableció un tiempo de 2:18.4.

Pero mientras que la humanidad puede haber ganado esta batalla, la guerra no ha hecho más que empezar. El fundador de Roborace, Denis Sverdlov, le dijo a Tuerck que los vehículos autónomos podrían superar a los conductores humanos “[quizá] dentro de este mismo año”. Pero aunque Roborace ha llevado a cabo numerosas demostraciones de alto perfil, para nosotros no está tan claro que aquello suceda muy pronto. Y menos aún, de si alguien querrá verlo.

Roborace planea aferrarse a la Fórmula E, haciendo sus exhibiciones en los entretiempos de sus carrereas. Eso debería proporcionarle a Roborace una audiencia preparada, pero será interesante ver si la serie puede crear seguidores por sí misma. Gran parte de la popularidad de las carreras se basa en la habilidad y la celebridad de los pilotos, por lo que eliminar el elemento humano puede no ser algo fácil de vender al gran público.