¿Y tú qué hubieras hecho en este DeLorean?

delorean volver al futuro multa abcb 3lnm3w4aa sw 640x0
A ver: ¿qué harías si estuvieras dando un paseo en tu recién adquirido DeLorean y de repente notas que el velocímetro ronda las 85 mph? ¿No lo acelerarías hasta las 88 mph con la esperanza —abiertamente insensata— de que algo “mágico” podría suceder?

Spencer White, residente de Santa Clarita, California, hizo exactamente eso la semana pasada. Y consiguió un viaje… a unos cuantos problemas.

White —que por casualidad tenía a su madre junto a él en ese momento— le dijo a la BBC que todo comenzó cuando aceleró un poco para pasar del tráfico lento de la autopista.Cuando se dio cuenta de que se estaba llegando a las 85 mph, le dijo a su madre que acelerarían a 88, la velocidad exacta que el DeLorean necesitaba para viajar en el tiempo en Back to the Future. Su madre, lejos de precaverlo, lo animó a seguir adelante.Lo siguiente que pasó fue que… ¡Exacto! Fue detenido por un policía de tránsito.

“Tuve que abrir la puerta porque DeLorean tiene unas ventanas algo extrañas. Lo vi con mis propios ojos: el policía tenía una gran sonrisa en su rostro”, explicó White, de 36 años.

delorean volver al futuro multa spencer white 562x504
Spencer White y su “futurista” DeLorean

Después de una breve discusión, el oficial sacó la pistola del radar y mostró a White la lectura “88 mph. Exactas”. El oficial le preguntó si quería tomarle una foto al radar. Se sorprendió, pero vamos: ¡era obvio!

Como un fan más de aquella película que le aseguró fama eterna a ese modelo, el policía le preguntó a White si tenía un condensador de flujo en el interior, componente fundamental que permitía a Marty McFly viajar a través del tiempo.

White, que había comprado el deseado auto recién hace algunos meses, confesó que tenía la esperanza de que el policía lo dejaría finalmente en paz. Pero no fue así. El oficial le dijo a White que no se había dado cuenta de que se trataba de un DeLorean (¡de ese mismo DeLorean!) cuando lo monitoreó con el radar: “Pero Señor: tengo que hacer mi trabajo”.

Lo empapeló con una multa de $400 dólares. Quizá en 30 años más 400 dólares sea el precio un Whopper, pero hoy, en pleno 2017, lo cierto es que duele un poco.

Recomendaciones del editor