El deportivo italiano Dallara Stradale tendrá sólo 600 ejemplares

Quizá no los conozcas de nada, pero Dallara tiene un currículum impresionante. La compañía italiana construye autos de carreras, incluido el diseño actual de IndyCar. Su fundador, Giampaolo Dallara, trabajó para Ferrari, Lamborghini, Maserati y De Tomaso antes de comenzar la empresa en 1972. Y ahora, Dallara ha puesto toda su experiencia al servicio de un automóvil deportivo… de carretera.

Sucede que el Dallara Stradale será el primer vehículo de la compañía destinado a conductores “normales”, y no pilotos de competición. Su nombre es más que apropiado, ya que “stradale” en italiano significa justamente “carretera”. Será legal para llevarlo de tu casa al supermercado, aunque al igual que un automóvil de carreras, el Stradale fue diseñado con el ahorro de peso en mente.

Dallara ofrecerá múltiples configuraciones, la más básica de las cuales sacrifica puertas, parabrisas y techo, todo en nombre de la ligereza. Los compradores también pueden especificar una configuración de roadster más convencional con un parabrisas, un techo tipo T de Targa con paneles extraíbles, o un coupé con puertas Gullwing.

La carcasa básica del cuerpo pesa solo 855 kilogramos (1,885 libras), gracias al uso extensivo de fibra de carbono. Al igual que un auto de carreras, el Stradale está construido alrededor de una carcasa de fibra, con los componentes de suspensión atornillados directamente a ella.

La aerodinámica es otra área importante de la ingeniería de los autos de carrera, y Dallara aplica su experiencia al Stradale. Con el alerón trasero opcional montado, el automóvil genera unas asombrosas 1,800 libras de carga aerodinámica.

El motor es un cuatro cilindros de 2.3 litros sobrealimentado que desarrolla 400 caballos de fuerza. Una transmisión manual de seis velocidades es estándar, aunque Dallara también ofrecerá una opción automática con levas de cambio. Dallara dice que el Stradale pasará de 0 a 62 mph en 3.45 segundos, y alcanzará una velocidad máxima de 174 mph sin el alerón trasero instalado. Éste reduce la velocidad máxima en 10 mph, pero es una compensación razonable por toda la carga aerodinámica que genera.

Dallara construirá solo 600 Stradales, y ya tiene apalabrados alrededor de 100, según Automotive News. Incluso antes de mostrar el automóvil a sus potenciales clientes, la compañía vendió 45 “simplemente de boca en boca”, dijo el gerente general de Dallara, Andrea Pontremoli. Su precio comienza en €155,000 euros ($177,000 dólares) en Italia, pero no está claro si se importará algún ejemplar a los Estados Unidos.

Recomendaciones del editor