Comercial de Kia deja de lado el humor y rinde homenaje a la clase trabajadora


Aunque no seas un gran fanático del football, o fútbol americano, es difícil ignorar la gran variedad de comerciales que forman parte de la experiencia general del Super Bowl. En esta época de redes sociales ya no es necesario estar pegados al televisor el día del evento para poderlos ver, y las compañías hacen lo posible para que el público pueda disfrutar de sus multimillonarias producciones y de las estrellas que participan, antes, durante y después del juego.

Para su décimo año consecutivo de publicidad en el Super Bowl, Kia Motors America adoptó un enfoque no convencional. En vez del habitual brillo y glamour de las celebridades, o de recurrir al humor, la compañía automotriz usó su espacio de 90 segundos para honrar el espíritu de la clase trabajadora de los estadounidenses en todo el país, y reintroducir la marca a través de su próximo SUV insignia totalmente nuevo, el Kia Telluride 2020.

La campaña de marketing llamada “Give It Everything“, una frase que se podría traducir como darlo todo, o hacer algo lo mejor posible, comenzó con un anuncio en el Super Bowl que capturó la atención de la audiencia, y fue elegido posteriormente como uno de los mejores.

El anuncio empieza con un niño proveniente de West Point, una pequeña ciudad en el estado de Georgia, que dice mirando a la cámara: “No somos famosos. No hay estrellas en una acera de la calle para nosotros (haciendo referencia a Hollywood), y no hay estatuas en nuestro honor. Somos simplemente un pequeño pueblo de Georgia de perfectos desconocidos”.

En este punto, continúa diciendo: “Como no somos conocidos por quienes somos, esperamos ser conocidos por lo que hacemos. Por lo que fabricamos”. Allí es donde se puede ver la primera imagen del totalmente nuevo SUV Kia Telluride de 2020, mientras la voz superpuesta afirma: “No, no somos famosos. Pero somos increíbles. Y hacemos cosas increíbles”. El anuncio, que se transmitió en el tercer trimestre, terminó con el lema de darle todo, “Give it Everything.”

La compañía señala que este nuevo vehículo fue creado en el estudio de diseño de Kia en California, con el mercado norteamericano en mente, y posteriormente ensamblado en Georgia. “El Telluride es grande, audaz y con una línea cuadrada, pasará por la misma línea de producción que el premiado Sorento, el SUV mediano de clasificación más alta en el Estudio de Calidad Inicial de J.D. Power más reciente”, afirma Kia. Y haciendo una clara alusión a la competencia, concluye diciendo: “Eso es una prueba de que los vehículos de alta calidad fabricados en los Estados Unidos no son solamente de Detroit”.

Recomendaciones del editor