Conocimos y manejamos el nuevo Buick Regal Sportback 2018

Con el Regal Sportback 2018, Buick vuelve a romper los tradicionales moldes para ofrecer experiencias únicas a sus clientes, siempre adaptándose a los estilos de vida modernos. El Regal Sportback 2018 ofrece un diseño elegante, deportivo, similar a un coupé, pero con el rendimiento enérgico de un sedán deportivo Premium, además de una versatilidad muy bienvenida en un paquete sofisticado, para un equilibrio perfecto de forma y función.

En efecto, las primeras impresiones que transmite este hatchback que simula un sedán (o sedán que simula un hatchback, aquí el orden de los factores no afecta el resultado) son las propias de un carro de lujo, con interiores de piel que ponen inmediatamente de manifiesto su grado refinamiento. Posee un espacio interior único en su clase, con espaciosos asientos traseros que permiten acomodar fácilmente a tres adultos sin necesidad de ajustar los asientos delanteros.

Para el manejo propiamente tal, tenemos aquí un motor y dos tipos de tracción. Un cuatro cilindros de 2.0 litros turbocargado bombea 250 caballos de fuerza y 260 libras-pie de torque si tiene tracción delantera, o 295 libras-pie si tiene tracción en las cuatro ruedas. La versión AWD es inteligente, es decir, se activa sólo cuando es necesaria. Tuvimos la oportunidad de observar una demostración frente a un Audi A5 con Quattro, y el Sportback lo superó, ya que es capaz de llevar la potencia a una sola rueda, en caso de encontrarse las otras tres inmovilizadas. El Audi no puede hacer esto.

También la cajuela tiene un tamaño increíble, y con los asientos traseros sin abatir, deja el suficiente espacio para poner una bicicleta de tamaño normal, algo que sus competidores no pueden hacer.

El equipamiento estándar en cada Regal Sportback 2018 incluye encendido y apagado con botón pulsador, Hill Start Assist, 10 airbags, y espejos laterales con sistema antiempañante. Todos también vienen equipados con el punto de conexión inalámbrica OnStar 4G LTE (se requiere la compra del plan de datos de AT&T luego de un período gratis) y cinco años del Plan básico de OnStar sin costo adicional. Este plan de conectividad presenta entre otros beneficios —además de la aplicación myBuick, líder en la industria— OnStar Smart Driver, un servicio opcional diseñado para ayudar a los propietarios de Buick a maximizar el rendimiento general de su vehículo y convertirse en mejores conductores.

Un sistema de infotainment de 7 pulgadas con compatibilidad Apple CarPlay y Android Auto es estándar, mientras que un sistema de 8 pulgadas con navegación integrada disponible es opcional. El audio Premium de Bose también está disponible.

Manejarlo en los caminos curvos de Austin fue un placer: el auto se comportó siempre a la altura de las circunstancias. Los ingenieros aseguraron que no hubo problema en las calles congeladas de Detroit, por lo cual debería responder igual de bien en cualquier tipo de clima.

Nuestra única sorpresa es su precio, el cual comienza en $26,000 y llega —en su versión más completa— cerca de los $40,000, lo cual nos parece un tanto excesivo. Sí: el precio de los autos ha aumentado en el último tiempo, pero también han aumentado sus sistemas de seguridad y su tecnología. Además, Apple CarPlay y Android Auto son equipamiento estándar en todos los autos nuevos de GM.

Recomendaciones del editor