QuietComfort Road Noise Control es la última tecnología de Bose para autos

Si el ruido del asfalto te resulta tan o más irritante que viajar a bajas velocidades por la carretera, Bose introdujo una nueva tecnología que hará el viaje más confortable a los usuarios todo tipo de vehículos. Bose QuietComfort Road Noise Control (RNC) es la más reciente incorporación del menú de la compañía de soluciones de administración activa de sonido.

Bose ahora ofrece QuietComfort RNC a fabricantes de automóviles de todo el mundo, además de Bose Engine Harmonic Cancel (EHC) y Engine Harmonic Enhancement (EHE), dos tecnologías que parecen que se anulan entre sí. En realidad, la primera disminuye los ruidos indeseables del motor y EHE aumenta los sonidos deseados del propulsor.

QuietComfort RNC aborda un desafío acústico más difícil que el ruido del motor. Caminos ásperos, concreto estriado, llantas ruidosas e incluso neumáticos formulados para viajes tranquilos contribuyen al ruido dentro de la cabina a altas velocidades.

Tradicionalmente, los fabricantes de vehículos usaban gruesas capas de material aislante en todas las partes posibles para amortiguar el sonido de la carretera, el ruido del motor y cualquier otra perturbación acústica proveniente del exterior.

La relativa tranquilidad asociada con los automóviles de lujo tuvo un gran costo, porque el aislamiento aumenta el peso del vehículo a expensas de la potencia y la economía de combustible. Afortunadamente, los carros más refinados generalmente han tenido más potencia que los motores promedio, y los altos costos de carburante se aceptaron como parte de la ecuación de un interior silencioso.

Bose escribió las reglas sobre la tecnología de audífonos con cancelación de ruido, y su producto encontró un dinámico mercado entre los viajeros frecuentes que buscaban refugio de los sonidos de las cabinas de los aviones.

“Durante años, nos han preguntado por qué no podemos simplemente adaptar nuestra tecnología de auriculares con cancelación de ruido a las cabinas de los vehículos para una experiencia de conducción más tranquila”, reveló John Feng, gerente de soluciones de gestión de sonido activo de Bose Automotive.

Y agregó que “sabemos que es mucho más difícil controlar el ruido en un espacio grande, como la cabina de automóvil, que en un área relativamente pequeña, como lo es alrededor de los oídos. Sin embargo, a través de los avances en investigación y nuestros incansables esfuerzos para resolver problemas difíciles, hemos logrado un nivel de reducción del ruido en la carretera, una de las principales ofertas competitivas de Bose”.

El RNC de QuietComfort utiliza acelerómetros, un software propio de procesamiento de señales, múltiples micrófonos y sistemas de audio para vehículos. Dos sistemas trabajan en coordinación. Los acelerómetros miden la vibración del vehículo y una serie de micrófonos monitorean el sonido dentro de los sonidos dentro del vehículo. El software de procesamiento de señales genera dinámicamente un sonido de cancelación reproducido a través del sistema de audio basado en los datos combinados de los acelerómetros y micrófonos.

Bose espera que QuietComfort RNC esté listo para los modelos de producción de vehículos a finales de 2021 y que los fabricantes adopten masivamente su tecnología.

Recomendaciones del editor