‘Exclusivo’ no alcanza a describir al Bentley Mulsanne Grand Convertible

Parece que sí, que es cierto, que Bentley transformará su buque insignia Mulsanne en un convertible… pero hay trampa. Tentativamente llamado Grand Convertible, el descapotable llegará como un modelo de edición limitada -ultra raro y ultra exclusivo- desarrollado para los coleccionistas más exigentes del mundo.

Los que visitaron el Auto Show de Los Ángeles en 2014 llegaron a ver el Grand Convertible como un concepto cercano a la producción (en las imágenes), por lo que saben muy bien que difumina la línea entre un automóvil y una obra de arte. No por nada, se basa en el Mulsanne, uno de los carros más exquisitos que el dinero puede comprar, aunque pierde un par de puertas y varias pulgadas de chapa entre los ejes. La configuración de cuatro plazas, en cualquier caso, sigue existiendo.

Una de las características más distintivas del Grand Convertible es la cubierta de nogal que cubre la suave de tela de un toldo accionado por electricidad. Tiene acabados especulares y manchas oscuras, según Motor Authority, y es la pieza de madera más grande que se haya usado jamás en un Bentley. La publicación señala que la llamativa característica de diseño está inspirada en las embarcaciones de lujo, con las que de seguro el Grand Convertible se codeará regularmente. Si existía antes un automóvil oficial para Saint Tropez, sin lugar a dudas será éste.

Los futuros propietarios tendrán la oportunidad de trabajar directamente con la división Mulliner de Bentley para así diseñar cada aspecto de su automóvil, incluido el trabajo de pintura en dos tonos y el interior de cuero. Este proceso asegura que no habrá dos ejemplares idénticos, a menos que ambos sean comprados por un coleccionista que específicamente solicite tal coincidencia. Convertir el Mulsanne en un coupé no es algo muy común, pero en Mulliner está abierto a asumir proyectos especiales siempre (¡claro!) que el cliente sea capaz de financiarlo. Por ejemplo, convirtió un Mulsanne en una limusina personalizada hace un par de años.

Las especificaciones técnicas aún las desconocemos. El Mulsanne de cuatro puertas utiliza el exclusivo motor V8 de 6.75 litros de doble turbo de la marca, que genera 530 caballos de fuerza y ​​unas poderosas 811 libras-pie de torque en su configuración más potente. Hace girar las ruedas traseras a través de una transmisión automática de ocho velocidades.

Bentley construirá solo 19 ejemplares del Grand Convertible, un número elegido a propósito por el año de fundación de la compañía, 1919. Motor Authority cree que los precios comenzarán aproximadamente en los $3.5 millones, una cifra que hace que sea aproximadamente $3 millones más costoso que el vehículo en el cual se basa. Ese es el precio a pagar por un modelo de diseño personalizado y prácticamente hecho a mano. Pero incluso si estás listo para gastar ese dinero, es posible que no puedas agregar este modelo a tu colección, ya que Bentley está vendiéndolo sólo por invitación.

Recomendaciones del editor