Plan secreto del chip M1 de Apple se gestó durante una década

El cambio de Apple de los procesadores Intel fue un rumor que circuló durante algunos años antes de que la compañía encabezada por Tim Cook lo anunciara oficialmente, en junio de 2020.

Sin embargo, según un exingeniero de Apple, la compañía estaba haciendo movimientos en esta área mucho antes de que la mayoría se enterara.

En un hilo de Twitter recogido por Digital Trends, Shac Ron –quien trabajó como ingeniero senior de kernel en Apple entre 2007 y 2017– dio detalles sobre la historia del chip M1 y los esfuerzos de Apple para desarrollar su propia alternativa a Intel.

El hilo surgió en respuesta a un tweet del experto en aprendizaje automático David Kanter, quien aseguraba que el rendimiento de M1 tiene mucho más que ver con su caché que con su arquitectura.

El origen en 2010

The premise here is wrong. arm64 is the Apple ISA, it was designed to enable Apple’s microarchitecture plans. There’s a reason Apple’s first 64 bit core (Cyclone) was years ahead of everyone else, and it isn’t just caches. https://t.co/8wZxy8c9vr

— Shac Ron ₪ (@stuntpants) January 5, 2021

Según Ron, Apple comenzó a trabajar en lo que se convertiría en el M1 hace 10 años, en 2010, cuando se comunicó con ARM para hacer una arquitectura del conjunto de instrucciones (ISA) personalizada de 64 bits.

En este punto, según el exingeniero, ARM ni siquiera había terminado su propio diseño de chip central que licenciaría a terceros.

Cuando Apple lanzó este chip de 64 bits, el Apple A7 en el iPhone 5S de 2013, los rivales Samsung y Qualcomm quedaron completamente sorprendidos por su desempeño.

El A7 fue el primer sistema en un chip (SoC) de 64 bits que se lanzó en un teléfono inteligente, y Apple afirmó entonces que era el doble de rápido y ofrecía el doble de rendimiento gráfico que su predecesor, el A6.

Ron agregó que la insistencia de Apple en una arquitectura “OoO” (fuera de servicio) altamente eficiente y el potencial de agregar más núcleos a los chips, le dio una ventaja.

“El rendimiento de M1 no es así debido la ISA de ARM. La ISA de ARM es así debido a los planes de rendimiento centrales de Apple hace una década”, aseguró.

El hilo esclarece los avanzados planes de Apple para cambiar de procesador.

La firma de Cupertino planifica cambios importantes con anticipación. Tardó seis años para lanzar su primera tableta iPad y no tiene apuros con los teléfonos plegables. De hecho, prefiere esperar que la tecnología esté lista antes de lanzar un producto.

Dado el rendimiento estelar del M1 en los últimos modelos de MacBook Pro y MacBook Air, diríamos que la espera valió la pena.

Recomendaciones del editor