Cyberdog, la breve historia de la primera websuite de Apple

En 1996, internet era sinónimo de una sola cosa: Netscape Navigator. El primer navegador web comercial dominaba el mercado con más del 80 por ciento de los usuarios.

Por esos años internet no era lo que es hoy. Estaba disponible principalmente en empresas y universidades. Eran pocos los que tenían el privilegio de acceder a la red desde sus hogares.

Sin embargo, las principales tecnológicas estaban convencidas de que el futuro estaba en internet y ninguna quería quedarse fuera.

Mientras Microsoft arremetía con el desaparecido Internet Explorer, Apple llevaba adelanta un proyecto más revolucionario, pero que terminó transformándose uno de sus mayores fracasos: Cyberdog.

Qué era Cyberdog de Apple

Cyberdog de Apple
Así lucía la interfaz gráfica de Cyberdog.

El proyecto Cyberdog fue estrenado en febrero de 1996 como la primera websuite Apple.

A diferencia de Netscape o Internet Explorer, Apple apostaba por integrar en un solo producto el navegador, cliente de correo electrónico y reproductor de contenido multimedia, cliente FTP y hasta un editor de páginas.

Se basaba en la tecnología OpenDoc, un estándar de componentes abiertos que Apple desarrolló junto a IBM y Motorola, en respuesta a la de vinculación e incrustación de objetos (OLE) de Microsoft.

Como estaba integrado al sistema macOS original, los usuarios podían usar cualquier contenido de internet en documentos locales, toda una proeza para la época.

¿Por qué fracasó Cyberdog?

La dependencia de OpenDoc terminó sentenciando la muerte de Cyberdog. Microsoft utilizó toda su sinergia interna para que los desarrolladores estuvieran obligados a adoptar su tecnología OLE.

OpenDoc se vio obligado a crear una capa de interoperabilidad para permitir que los desarrolladores usaran OLE, imponiendo una carga técnica adicional al proyecto.

Esto provocó que Cyberdog consumiera demasiada memoria RAM y que los documentos guardados no fuesen visibles en otras aplicaciones que no soportaran el formato de Bento de OpenDoc.

OpenDoc tenía cientos de desarrolladores registrados, pero no fue suficiente. Apple estaba perdiendo dinero rápidamente.

“Atravesaron la cabeza (CyberDog) con una bala”, admitió Steve Jobs, tras cancelar Cyberdog junto al resto de OpenDoc a fines de 1997.

Ese mismo año fue reemplazado por Internet Explorer como el navegador por defecto de las Mac, aunque la liberación llegaría seis años después con Safari.

Recomendaciones del editor