Todo sobre el acceso de los empleados de Apple a tus conversaciones con Siri

Con esta función podrás evitar que Siri envíe tus grabaciones a Apple

Así es cómo puedes desactivar Siri en iPhone y iPad

Apple continúa tomando medidas tras la controversia suscitada por la revelación de que contrataba a personas para escuchar conversaciones grabadas por Siri. Esto se suma a preocupaciones anteriores en torno la privacidad y otros populares asistentes virtuales, como el Asistente de Google y Amazon Alexa, o las interacciones a través de Facebook Messenger.

Ahora, la prometida característica que permite controlar la función de grabación de Siri está comenzando a implementarse, y llegará con la última versión beta para la próxima actualización del sistema operativo iOS 13.2. Esta característica permite a los usuarios decidir si quieren proporcionar a Apple grabaciones de sus interacciones con Siri, con el objetivo de mejorar al asistente inteligente.

Inicio de la controversia

Un reporte investigativo reveló que Apple usa regularmente contratistas humanos para revisar las grabaciones de Siri, Muchas veces, dichas personas terminan escuchando todo.

Después de la controversia suscitada por este reporte, Apple suspendió el uso de los contratistas, puso el proceso en revisión y dijo que permitirá a los usuarios optar por no participar en las interacciones con Siri susceptibles de ser examinadas. La compañía señaló que esa capacidad vendrá en una futura actualización de software, y finalmente en octubre de 2019 cumplió con su promesa.

En un correo electrónico enviado a The Washington Post, un portavoz de Apple dijo que la compañía está comprometida con la privacidad del usuario. Tras el anuncio, Google -que también se encuentra en el ojo de la controversia por una situación similar con su Asistente- aseguró que también suspenderá temporalmente el uso de humanos para revisar las grabaciones.

¿Cómo escuchaba Apple tus conversaciones con Siri?

De acuerdo con un reporte publicado por The Guardian, contratistas de Apple escuchan con frecuencia conversaciones, muchas veces grabadas accidentalmente por Siri, que incluyen información confidencial como direcciones y asuntos médicos e incluso cuestiones posiblemente ilegales y así como registros de encuentros íntimos. Esto fue revelado por una fuente que trabajaba anteriormente para la firma.

El trabajo de estas personas, ubicadas en diferentes países, consiste en calificar las respuestas basándose en una serie de factores, como si la activación fue deliberada o accidental, y si la respuesta de Siri fue la adecuada.

Apple hizo hincapié en sus protecciones a la privacidad, señalando que una porción de las conversaciones con Siri es analizada para mejorar su desempeño. Las solicitudes no están vinculadas a ningún usuario y el análisis se lleva a cabo en instalaciones seguras y bajo estrictos requisitos de confidencialidad.

De acuerdo con la fuente anónima, “ha habido innumerables instancias de grabaciones con conversaciones privadas entre doctores y pacientes, asuntos de negocios, negocios aparentemente criminales y encuentros sexuales. Estas grabaciones están acompañadas por datos que muestran la ubicación, detalles de contacto y datos de aplicación”. El propósito de estos datos es verificar si la solicitud fue atendida correctamente.

La mayor parte de los datos con información privada han sido grabados como resultado de activaciones accidentales, ocurridas cuando Siri escucha un sonido similar a su frase de activación “Hey, Siri”. Apple señala que los datos son usados para “entenderte mejor y reconocer lo que dices”.

Esta no es la primera instancia de humanos que escuchan las conversaciones de otros humanos con sus asistentes (los de Amazon y Google han sido noticia en el pasado). La diferencia es que Amazon y Google permiten a los usuarios ser excluidos de sus grabaciones, mientras que Apple no ofrece esa opción. Para no ser grabado, hay que desactivar a Siri por completo.

Recomendaciones del editor