Diseñadores del iPhone crean mascarillas para empleados de Apple

Con el propósito de frenar la propagación del coronavirus, Apple anunció la creación de dos mascarillas faciales para entregárselas a sus empleados: la Apple Face Mask y la Apple ClearMask.

Los accesorios de protección personal fueron elaborados por los mismos equipos que trabajan en los diseños de los teléfonos iPhone y las tabletas iPad, consigna Bloomberg.

Según el informe, los empleados minoristas y corporativos de Apple comenzarán a recibir las mascarillas durante las próximas dos semanas.

Apple ClearMask es la primera mascarilla completamente transparente aprobada por la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA) de Estados Unidos.

El protector cubre todo el rostro, pero es transparente, por lo que las personas sordas o con problemas de audición pueden entender lo que dice el usuario.

Por otra parte, la Apple Face Mask se compone de tres capas, como las que se comercializan habitualmente, y se puede reutilizar hasta cinco veces después de cada lavado.

Tiene tirantes ajustables y está diseñada para cubrir la nariz sin empañar las gafas, según Mac Rumors.

Personas en una App Store de Apple usando mascarillas
Aún no está claro si la compañía también proporcionará las mascarillas a los clientes que visiten las Apple Stores. Apple

Desde que las Apple Stores comenzaron a reabrir tras el cierre obligado por el coronavirus, los clientes que visitan las tiendas reciben mascarillas quirúrgicas básicas. No está claro si Apple también les proporcionará estos elementos.

Apple comenzó a fabricar protectores faciales en abril para distribuirlos a los trabajadores de atención médica de primera línea que luchan contra el COVID-19, añade Digital Trends.

El director ejecutivo de Apple, Tim Cook, describió anteriormente la iniciativa como un “esfuerzo de toda la empresa que reúne a los diseñadores de productos, los equipos de ingeniería, operaciones y empaque, y nuestros proveedores para diseñar, producir y enviar protectores faciales para los trabajadores de la salud”.

Recomendaciones del editor