Seis aerolíneas reciben el visto bueno para viajar regularmente a Cuba

El Departamento de Transporte de los Estados Unidos dio su autorización para que seis aerolíneas estadounidenses puedan operar rutas aéreas entre Estados Unidos y Cuba, según The New York Times.

Las aerolíneas American Airlines, Frontier Airlines, JetBlue Airways, Silver Airways, Southwest Airlines y Sun Country Airlines podrán realizar vuelos regulares a nueve destinos en Cuba.

Relacionado: ¡Por Fin! T-Mobile llega a Cuba

Los vuelos empezarían este otoño desde cinco ciudades estadounidenses incluyendo Miami, Fort Lauderdale, Chicago, Minneapolis y Philadelphia. Los destinos de Cuba incluyen Camagüey, Cayo Coco, Cayo Largo, Cienfuegos, Holguín, Manzanillo, Matanzas, Santa Clara y Santiago de Cuba.

El Departamento de Transporte dijo que espera tomar la decisión final sobre qué aerolíneas tendrán autorización para volar a La Habana este verano. La asignación de rutas ocurre después de que los presidentes Barack Obama y Raúl Castro mejoraran las relaciones diplomáticas.

“El año pasado, el presidente Obama anunció que llegó el momento de ‘comenzar un nuevo viaje’ con el pueblo cubano”, dijo el secretario de Transporte, Anthony Foxx, a través de un comunicado. “Estamos honrando su promesa relanzando rutas aéreas hacia Cuba tras más de medio siglo”.

Casi 160,000 estadounidenses visitaron Cuba el año pasado después que el gobierno de Obama aliviara las restricciones para visitar a la isla. American Airlines es la empresa que operará más vuelos semanales a los nueve destinos cubanos (56), seguida de Silver (39), JetBlue, Southwest (ambas con 21), Frontier (16) y Sun (2).

“La notica de hoy es histórica en muchos sentidos, especialmente para las familias que por primera vez en generaciones, tendrán garantizado el transporte aéreo para visitar a sus familiares”, dijo Robin Hayes, director ejecutivo de JetBlue Airways.

Además de las aerolíneas, otras empresas también se han beneficiado de las nuevas relaciones entre las dos naciones. En marzo, la compañía Airbnb, de San Francisco, recibió la aprobación de la administración de Obama para poder comenzar a ofrecer sus servicios en Cuba a cualquier ciudadano del mundo. La operadora Sprint también fue de las primeras compañías en ofrecer servicios de roaming en la isla.