Mark Zuckerberg inaugura en California una nueva edición de Facebook F8

Pasaban ya más de 6 minutos después de las 10 am. (hora Pacífico) cuando se ha dado inicio “oficial” a la presente edición de Facebook F8, la mayor reunión anual del gigante de las redes sociales hecha para contarnos en qué han estado ocupados en los últimos meses, o —lo que es lo mismo— sobre qué es lo que veremos aparecer muy pronto en nuestras pantallas de teléfonos, tablets y laptops.

Y sí: el Facebook F8 es una “conferencia tecnológica”, aunque para muchos no tenga el mismo atractivo que el MWC de Barcelona, la IFA de Berlín o el CES de Las Vegas: nunca se debe olvidar que Facebook, WhatsApp e Instagram y otros sitios ligados a al bueno de Zuckerberg reúnen una audiencia total de 5,000 millones de usuarios. Ojito, que en el mundo a día de hoy hay casi 7,500 millones. Hablamos de las dos terceras partes de los humanos del planeta. Debe interesarnos. Claro que sí.

Zuckerberg lleva años en el negocio, y ya comienza a notarse. Como anfitrión que se precie, fue el encargado de abrir la Facebook 8 con una naturalidad (al menos, para mí) nada impostada. Y pronto entró en materia, con lo más importante que está pasando actualmente y que seguirá sucediendo: La Realidad Aumentada, que ha llegado aquí para cambiar (¡otra vez!) la forma en la cual nos comunicamos con los demás.

Escuchando a Zuckerberg, por momentos, da la impresión de que el futuro mismo será de Realidad Aumentada… o no será nada.

¿En qué consisten las grandes novedades al respecto? Contado rápidamente, nada “demasiado” novedoso: efectos, efectos, y más efectos —animados, la mayor parte de las veces— se unirán a nuestras fotos y vídeos para dotarlas de aquello que antes parecía no estar allí: emociones, personas, situaciones.

Lo importante, tal y como lo dijo Zuckerberg, es que se creará una nueva plataforma de Realidad Aumentada. Plataforma que, por lo demás, la construiremos entre todos. Se utilizarán diferentes máscaras en las apps para que los desarrolladores creen también las suyas. Ya no tendremos que limitarnos a unas cuántas, sino que podemos elegir entre miles de modificaciones para agregar a nuestras caras. Ya ni nos miraremos al espejo por las mañanas.

Se podrán crear fotos en 3D a partir de fotos 2D, y conseguir efectos tales como llenar una habitación con pelotas de tenis, agua, y lo que se te venga a la mente. Esta función podrá reconocer objetos y modificarlos en función de lo que queramos.

La Realidad Aumentada influirá también en los videojuegos, cosa que ya pudimos ver con el Pokémon Go. Mark Zuckerberg ha afirmado que habrá más juegos como aquél, llenando las calles y plazas de desprevenidos jugadores antes de fin de año.

Al comprar Oculus, Facebook entró de lleno en el mundo de la Realidad Virtual. Ahora la novedad se llama Facebook Spaces, una apuesta de Realidad Virtual Social, la cual nos permitirá compartir virtualmente con aquellos que están lejos. Para poner en marcha esto, se necesitará crear un avatar que se parezca a nosotros, el cual será el que interactúe con otros avatares o “amigos virtuales”… Oír hablar de creación de avatares en pleno 2017 —y más aún con lo conseguido ya en el terreno de la Realidad Aumentada— puede sonar un poco anticuado. Es una apuesta que puede resultar bien, o ser un completo fracaso. Al menos, el vídeo con que lo presentaron se ve como algo entretenido.

Messenger también tuvo unos minutos sobre el escenario. Este año, veremos la aparición de bots para grupos, los cuales podrán incluir información en tiempo real sobre eventos deportivos o noticias. Se debe decir que los bots lanzados el año pasado no tuvieron mucho éxito, por lo que esta mejora buscará potenciarlos y acdrcarlos a la gente.

Muchas de estas novedades han comenzado a funcionar hoy mismo. Tecnologías que cambiarán (aún más) la forma de usar sobre todo nuestros teléfonos, esas viejas cosas que antes se usaban para hablar con otra gente… ¿se acuerdan de eso, no?

Por supuesto, te estaremos contando todo lo que pase aquí, en Digital Trends en Español.