Demandan a Amazon por un hoverboad explosivo

Una familia de Nashville, Tennessee, está demandando a Amazon por la venta de un hoverboard que se incendió y destruyó a su casa, según informa The Tennessean.

La familia Fox está pidiendo $30 millones de dólares bajo la premisa que Amazon sabía de los daños que el hoverboard podría causar y aún así siguió vendiendo al hoverboard.

Relacionado: Batería líquida alimentada por energía solar

Los hoverboards fueron inspirados en la patineta voladora de la película “Back to the Future“. Pueden alcanzar una velocidad de 12 millas por hora y varios modelos fueron retirados del mercado el pasado mes de julio.

Sin embargo, la familia Fox compró la patineta Fiturbo F1 por $274 dólares a través de la tienda de Amazon antes del retiro durante los últimos meses del año 2015. Amazon vendía el hoverboard a través de otra tienda llamada W-Deals, que debía traerlos desde China.

Según un reporte del departamento de bomberos de Nashville, el 9 de enero el hoverboard explotó y la hija de Fox de 16 años tuvo que romper una ventana del segundo piso y brincar a los brazos de su padre Brian Fox quien se encontraba afuera de la casa. Luego, Brian tuvo que rescatar a su hijo de 14 años por otra ventana.

“Amazon y sus diversas subsidiarias tenían información sobre el peligro de este producto mucho antes del incendio del 9 de enero y por encima de eso, deberían haber sabido que el producto estaba siendo vendido en su página web”, informó Steve Anderson, el abogado de la familia Fox.

“Lo más horrible era obviamente el episodio de ese día y tratar de rescatar a estos dos adolescentes y el profundo impacto sobre ellos”. También es importante tener en cuenta que, literalmente, en cuestión de pocos minutos cada posesión personal de toda esta familia fue destruida. Lo único que quedaba eran sus vehículos y unos libros y fotos que fueron capaces de encontrar que tenían daños por agua. En un abrir y cerrar de ojos se había acabado todo”, dijo Anderson.

La demanda nombra a 10 acusados: Amazon, W2M Trading Corp. — propietaria de W-Deals — y nueve subsidiarias de Amazon.

Además de las perdidas que sufrió la familia, la demanda dice que la familia Fox debe ser compensada por lesiones físicas y angustia emocional.

Por su parte, Amazon no ha comentado sobre el asunto y Anderson dice que todavía no han podido encontrar el fabricante original del hoverboard. La demanda fue presentada el pasado miércoles en la Corte de Circuito del Condado de Davidson.