Airbus utilizará drones para mejorar la inspección de sus aviones

En un esfuerzo por simplificar el proceso de inspección de sus aviones, el fabricante francés Airbus ha comenzado a probar el uso de drones para realizar esta tarea.

Airbus ha anunciado esta noticia durante el Salón Aeronáutico que ha tenido lugar en Farnborough, Inglaterra.

Relacionado: Airbus considera usar drones como satélites

Aunque juntar drones y aviones a veces puede resultar una combinación peligrosa, Airbus recientemente ha compartido un vídeo que muestra cómo los drones podrían ser de gran utilidad para la empresa en un futuro próximo.

Tradicionalmente, las inspecciones de las aeronaves se realizan por medios humanos. Inspectores revisan la aeronave y utilizan pequeños ascensores para mirar en el interior, en los recovecos que no son visibles desde el suelo. Este proceso, por lo general, requiere de un par horas. Pero, mediante la utilización de drones a medida, Airbus sería capaz de reducir ese tiempo hasta los 10 minutos.

De esta manera, no sólo se ahorra tiempo, sino que también esta medida podría ayudar a prevenir lesiones por parte de los trabajadores de tierra. Los drones que Airbus utilizaría para las inspecciones son los AscTec Falcon 8 construidos por Ascending Technologies.

Estos drones autónomos en todo el proceso de inspección gracias a las tecnologías REALSENSE 3D de Intel, pero los pilotos entrenados vigilarían para asegurarse que todo está correcto y que nada sale mal. Para capturar las imágenes durante el proceso de inspección, los drones llevarían una cámara Sony A7R con una lente Sonnar T* FE 35mm f/2.8 ZA.

Se obtendrá una visión detallada de los defectos mecánicos o cualquier otro aspecto mediante la captura de cerca de 150 imágenes. Estas imágenes serán reconstruidas con un modelo 3D para que los inspectores lo puedan ver todo por encima.

Actualmente, Airbus está probando este proceso en su familia de aviones A350. Nathalie Ducombeau, responsable de calidad de la compañía, espera que se completen estas pruebas antes de que finalice el año.

Si todo va según lo previsto tras la primera fase de pruebas, las inspecciones con drones también pondrían probarse en otros aviones de la flota de Airbus.