Un hombre compra el dominio de Google por 12 dólares

Imagínate llegar a ser dueño de un dominio tan popular como Google.com. En una historia tan increíble que hasta parece ser broma, un hombre logró hacer exactamente eso, según cuenta The Washington Post. Se trata de Sanmay Ved, un ex empleado de Google, quien adquirió Google.com y pudo ser su propietario durante unos minutos.

Según cuenta Ved, él se había quedado de madrugada buscando dominios libres de Google cuando de repente se dio cuenta de que Google.com estaba disponible. Además, el dominio solo costaba 12 dólares. Aunque Ved pensó que era un error, la página le permitió comprarlo y en cuestión de segundos se hizo propietario del dominio mas grande del mundo.

Los 12 dólares fueron cargados a su tarjeta de crédito y luego empezó a recibir correos electrónicos dirigidos al propietario de google.com que incluían, incluso, información interna.

“Por un minuto tuve acceso. Al menos ahora puedo decir que soy el hombre que fue dueño de Google.com por un minuto,” dice Ved en LinkedIn donde publicó capturas de su historia.

Por supuesto se trataba de un error y en minutos Google le envió un correo a Ved informándole que había un error en su transacción y que no podían procesar su reciente compra de dominio. Además, le reembolsaron sus 12 dólares. De todos modos, Ved decidió contactar a Google y la compañía reconoció el hecho. Por sus esfuerzos, la compañía decidió recompensar a Ved, pero Ved respondió que preferiría que cualquier dinero que le dieran fuera otorgado a una fundación de la India llamada El Arte de Vivir India, que se centra en llevar la educación a los barrios bajos del país. Aunque Ved no ha revelado cuanto le ofreció Google, ha dado a entender que fue más de 10,000 dólares. Al enterarse que Ved iba donar el dinero, Google le dobló la recompensa que le iba a entregar.

Google no es la primera empresa a la que le sucede algo por el estilo. En 2003, Microsoft se le olvidó renovar su dominio y tuvo que pedir que se lo devolviera. Suponemos que ambas empresas tomarán medidas para evitar eventos parecidos en el futuro.