Construyen edificio que permite estacionar en el propio apartamento

El mercado inmobiliario de Miami continúa creciendo a pasos agigantados. Brasileños, argentinos, colombianos, mexicanos y venezolanos están entre los latinoamericanos que más viviendas de lujo han adquirido en Miami como inversiones seguras para mantener su dinero.

Donde quiera que se mire pueden verse edificios y condominios en construcción. Pero es seguro que el que más llama la atención es el nuevo proyecto Porsche Design Tower, ubicado en Sunny Isles Beaches.

Relacionado: Siemens desarrolla una aplicación de fácil búsqueda de estacionamiento

El edificio de 60 plantas es el primero en los EE.UU. que cuenta con el respaldo de la famosa marca de automóviles Porsche, y es también el primero que posee un sistema patentado de tres elevadores para coches llamados “Dezervators”, los cuales permitirán estacionar el automóvil del propietario en su propio departamento o penthouse.

Habrá un máximo de 3 residencias por planta, y un total de 132 unidades en todo el edificio. Algunas contarán con un garaje privado justo fuera de su salas de estar, mientras que otras 16 unidades más lujosas (por encima del piso 40) contarán con dos plantas, tres dormitorios, techos de 20 pies de altura, opción de piscina, y garaje privado separado.

Programado para estar finalizado en junio de 2016, sólo ocho unidades están todavía en el mercado, incluido el “lujosísimo” penthouse de 17.000 pies cuadrados, cuatro niveles, dos piscinas privadas y garaje para cuatro autos (tres al aire libre, y uno en interior), el cual se vende (por si pudieras estar interesado) por $32.5 millones de dólares.

Relacionado: Conozca el único búnker privado con apartamentos de lujo

La filosofía que define a este edificio se basa en la privacidad, a diferencia de otros condominios que tienden a asemejarse más a un hotel, y en el cual  los propietarios terminan compartiendo áreas comunes e instalaciones con los huéspedes transitorios.

El diseño de la  torre le pertenece al arquitecto  Charles Sieger, y su construcción y venta a una asociación entre Gil Dezer Development (la empresa inmobiliaria que estuvo a cargo de la Trump Tower en Nueva York, de las tres torres Trump Grande, y del hotel Trump International  en Sunny Isles Beach) y el Grupo de Diseño de Porsche de Alemania.