Un mesa de Ikea puede convertirse en un estudio de fotografía

Ikea es mundialmente conocida por sus asequibles artículos para el hogar, pero a su reputación coma compañía de muebles podríamos añadir otras funciones.

Por ejemplo, la mesa Lack (muy popular) de Ikea que apenas cuesta 8 dólares puede convertirse, al mismo tiempo, en un mini-estudio de fotografía.

Relacionado: Ikea presenta el Instagram del siglo XVIII

Como se muestra en el vídeo anterior, esta popular mesa de Ikea fácilmente puede transformarse en una pequeña cabina para hacer fotos de algunos productos o de piezas pequeñas. De esta manera, puede servir para fotografiar algunos artículos y venderlos en eBay, con las mejores imágenes posibles.

lack-side-table-white__0452481_pe601432_s4-500x500Además de la mesa (la versión en blanco es la que se utiliza en este vídeo), que se puede adquirir en una tienda de Ikea o en Internet, se necesitará una pieza de espuma blanca, un poco de cartulina, y luz artificial.

También se necesitarán un par de tijeras para cortar la espuma. Una vez que ya tenemos todos estos componentes, es el momento de ponerse manos a la obra.

Como se explica en el vídeo, primero se agarra la mesa y se le quita una de las patas, ya que sólo se necesitarán tres. Después, utilizando el color que más le guste a cada uno, se añade una hoja de papel en la parte posterior de la mesa Lack y por debajo de ella.

Luego, con un objeto afilado, se corta la pieza de espuma de tal manera que queden piezas individuales que se puedan montar en la parte inferior de la mesa, así como en ambos lados de la misma.

Esto puede hacerse de mil formas diferentes, pero en general, lo importante es asegurarse de envolver bien y cubrir los huecos y los espacios en la zona en la que el producto que queremos fotografiar va a estar apoyado para lograr una luz suave y limpia.

Hablando de la luz, con un panel LED e incluso una bombilla incandescente sería suficiente para iluminar este mini-set. Basta con colocarla en el área elegida, asegurarse de que está bien fijada y ajustar la espuma a la misma.

Podría costar algo de tiempo conseguir la iluminación correcta, pero más o menos con $ 10 dólares todo estaría hecho y listo para fotografiar. Además, se trata de una estructura sólida que puede transformarse de nuevo en una mesa con facilidad cuando no la tengamos que usar como una mini-estudio de fotografía.