Seis voluntarios pasarán aislados un año para simular la vida en Marte

Seis científicos han sido elegidos para pasar 365 días aislados en un domo (semi esfera) que funciona con energía solar, construido en las cercanías del volcán  Mauna Loa de la isla de Hawái, para simular las condiciones de un viaje a Marte.

Es la cuarta y hasta el momento la más larga de las misiones del proyecto de Analogía y Simulación de la Exploración Espacial en Hawaii (Hi-SEAS), un programa de la NASA para estudiar la exploración espacial prolongada. La última misión culminó el pasado 28 de julio, cuando los científicos salieron del domo tras pasar en su interior ocho meses.

“Mientras más larga es la misión, mejor podemos entender los riesgos de los viajes espaciales”, afirmó Kim Binsted, la principal investigadora del proyecto y profesora de la Universidad de Hawái en Manoa.

“Esperamos que esta próxima misión se basará en nuestra actual comprensión de los factores sociales y psicológicos implicados en la exploración espacial a largo duración y dar a la NASA de datos sólidos sobre la mejor manera de seleccionar y apoyar a una tripulación de vuelo que funcione coherentemente como un equipo, mientras esté en el espacio “, dijo la científica.

El objetivo de la misión es entender mejor qué involucran los viajes espaciales prolongados y cómo preparar a una tripulación para lo que se estima sería un viaje de tres años -entre ida y vuelta- a Marte. Los participantes serán monitoreados usando cámaras de vigilancia, rastreadores de movimientos y otras métodos electrónicos.

Investigadores de la Universidad de Hawái en Manoa estudiarán la cohesión del grupo a través del tiempo y recolectarán información sobre factores cognitivos, sociales y emocionales que pueden impactar al equipo.

La “tripulación espacial” está  compuesta por: Carmel Johnston, una científica social de Montana que ha estudiado la producción de alimentos en las condiciones de Marte y que es la comandante de la misón, Sheyna Gifford, una investigadora de neurociencia y astrofísica y escritora científica; Tristan Bassingthwaighte, estudiante de arquitectura en Manoa cuyo trabajo doctoral involucra diseñar un hábitat conceptual de Marte;  Andrzej Stewart, un ingeniero aeronáutico que ha trabajado como controlador de vuelos interplanetarios para Lockheed Martin e ingeniero de vuelos para una simulación de la NASA; Cyprien Verseux, un astrobiólogo y experto en sistemas de sistemas de soporte de vida biológicos para la exploración de Marte; y Christiane Heinicke, una física alemana e ingeniera.

La misión comenzó el 28 de agosto y la NASA  reveló que ya ha logrado financiamiento para mantener programas similares hasta el 2018.