Techrules presentó su TREV en Ginebra, el primer auto híbrido con turbina de avión

El startup chino Techrules develó su prometido prototipo de súper auto eléctrico en el Motor Show de Ginebra. De hecho, develó dos versiones del TREV —el vehículo eléctrico recargable a turbina.

Aunque la electricidad propulsa a los dos TREVs, ambos tienen motores a combustibles tradicionales, que funcionan como generadores —al igual que el Chevrolet Volt. Pero a diferencia del Volt, los motores de estos súper autos son turbinas. Promocionado como el primer súper auto de China, el TREV ya estuvo rodando en el famoso circuito Silverstone en el Reino Unido el último mes, según la compañía.

Relacionado: Chevy presenta su nuevo Corvette Grand Sport en el Motor Show de Ginebra

Una de las versiones está basada en el concept TREV AT96. “AT” son las iniciales de “Aviation Turbine’ (turbina de aviación en español), y significa que la turbina del auto puede funcionar con combustible para aviones, como kerosene, diésel, y gasolina.

La otra versión que Techrules develó en Ginebra es la GT96, una versión de turbina a gas que se alimenta de biogás o gas natural. Según la misma Techrules, la GT96 es un mejor indicativo de lo que un súper auto TREV de producción en serie podría ser.

Sin importar si es gas, kerosene o gasolina, Techrules asegura que el sistema híbrido produce 1,030 caballos de fuerza y 6,300 pie-libra de torque. Esos valores se destacan en Ginebra, incluso en la presencia de súper estrellas como el Bugatti Chiron y el Lamborghini Centenario. De acuerdo a Techrules, esta potencia le permite al TREV acelerar de 0 a 62 mph en 2.5 segundos, y alcanzar una velocidad máxima (restringida) de 217 mph.

Para alcanzar esos impresionantes números, el TREV usa seis motores eléctricos. Cada rueda trasera es impulsada por dos motores y las delanteras por uno cada una. La electricidad se almacena en una batería de ion-litio de 20 kw/hora, que también puede ser cargada con un enchufe, como en los autos eléctricos convencionales. Techrules había informado previamente que la autonomía del vehículo combinando el poder de la turbina y de las baterías es de 1,200 millas.

Techrules planea empezar la producción en serie de un súper auto de bajo volumen usando uno de los sistemas híbridos de propulsión del TREV dentro de los próximos dos años, al que le seguirá la producción de un auto de ciudad de alto volumen.

Pero, dado el historial no muy exitoso ni del startup ni de la tecnología de turbinas en la industria automotriz, no te sorprendas que estos dos TREV sean las únicas creaciones que veamos de Techrules.