Víctor Zangiev, el luchador amateur que inspiró a Zangief

Zangief, un fornido, barbón y temible luchador ruso que aparece en Street Fighter II es quizá uno de los íconos de este juego de Capcom que revolucionó la década de los noventa. Lo que pocos saben es que la inspiración para este personaje es un hombre calvo y de bigotes llamado Víctor Zangiev.

Víctor también era un luchador amateur que nació en 1962 en la Unión Soviética, en lo que hoy se conoce como República Socialista de Kazajistán. Zangiev es de origen osetio y participó en peleas profesionales en Japón, además de representar a su país en varios campeonatos mundiales.

De hecho, en 1981 tuvo su primera oportunidad en la categoría de 100 kg para el Campeonato Mundial Junior de lucha libre. En 1985, ganó dos grandes títulos de lucha libre amateur: el Campeonato de la Copa de Estados Unidos-Soviet y el Campeonato de la Copa del Mundo. Tres años después, Zangiev ganó el Campeonato Soviético.

Entre 1989 y 1990 participó de manera profesional en la New Japan Pro-Wrestling y en 1994 estuvo en la UWF International, también del país nipón.

La estatura de Víctor era de 187 cm y su peso, en sus tiempos de deportista, de 112 kilos. Su movimiento favorito era el carrusel, una especie de agarre en el aire de su contendiente: le daba vueltas varias veces hasta botarlo al suelo.
Victor Zangiev
En el sitio especializado CageMatch lo catalogan de la siguiente manera:
“Aunque su carrera en la lucha libre profesional fue corta, las credenciales de Zangiev en la lucha libre hablaron por sí mismas, y trajo esa legitimidad a las filas profesionales con impresionantes agarres, lanzamientos y suplexes. Fue visto con mayor frecuencia en NJPW como parte del Ejército de Red Bull, y por lo general acompañado en algunas luchas de pareja con Salman Hashimikov”.
Una anécdota interesante que cuenta el sitio Arcade Fighter es que “en una entrevista realizada en 2013, Zangiev afirmó que estaba intentando renegociar los términos de cesión de su imagen para el juego ante el éxito de Street Fighter IV y el poco beneficio que le reportó los derechos de imagen tras la salida de Street Fighter II”.
Su diferencia principal —además de lo físico— con el personaje de Zangief es que no logró trascender a nivel mundial más allá de las fronteras soviéticas y japonesas.

Recomendaciones del editor