Skip to main content

Teenage Mutant Ninja Turtles: Shredder’s Revenge convierte en Arcade a Netflix

La popularidad de Netflix en relación a los videojuegos de su plataforma móvil no había sido tan alta, sin embargo, eso podría comenzar a cambiar tras la llegada de Teenage Mutant Ninja Turtles: Shredder’s Revenge, el juego que debutó en consolas en agosto de 2022 y que ahora llega al gigante del streaming.

La experiencia es bastante satisfactoria, y se deja jugar con fluidez, y naturalidad, con controles adecuados para el celular, lo que adelanta diversión por diez minutos por capítulo.

Lo que es más emocionante es que esta versión móvil podría ser la mejor de Shredder’s Revenge que existe y Netflix la hace posible, adelantando un camino interesante si sigue por la línea de los Arcade.

Con el asalto de Bebop y Rocksteady al Canal 6 para robar dispositivos para apoyar el último plan malvado de Krang y Shredder, en Teenage Mutant Ninja Turtles: Shredder’s Revenge las tortugas tienen que pelear por una serie de escenarios clásicos de la franquicia. Desde Manhattan y Coney Island hasta las azoteas y las oscuras cloacas de la ciudad, ayuda al temible cuarteto a aplastar a soldados del Pie, guerreros triceratons y soldados de piedra para enviarlos de vuelta a la Dimensión X.

Hay seis botones en total que controlan la acción, cada uno de los cuales está claramente marcado con iconos gráficos. Un puño denota ataque básico, una flecha hacia arriba indica salto y otra flecha que apunta al costado controla mi esquiva. Los botones dedicados para uppercut, burla y ataque especial completan el conjunto en un diseño limpio que es fácil de saltar.

El único inconveniente es que la interfaz de usuario del botón en pantalla tiende a oscurecer la acción. Si luchaba para abrirme camino en la esquina inferior de una pantalla, a menudo significaba que estaba eclipsado por el D-pad. Peculiaridades como esa todavía hacen que un gamepad o un accesorio de controlador como el Razer Kishi 2 sea una apuesta segura, pero el esquema táctil lo convierte en un juego de recogida y juego suave que podría disfrutar cómodamente en el sofá.

Su mapa del mundo es más satisfactorio de navegar gracias a los controles táctiles. El vibrante pixel art se ve aún mejor en un iPhone que en un monitor masivo, y el rendimiento ha sido suave hasta ahora. Quizás lo más importante es que sus niveles rápidos son un ajuste más natural para la mentalidad de recoger y jugar del móvil.

Teenage Mutant Ninja Turtles: Shredder’s Revenge ya está disponible en iOS y Android a través de Netflix.

Recomendaciones del editor