Revisión de ‘Tales of Vesperia: Definitive Edition’: no te lo puedes perder

'Tales of Vesperia: Definitive Edition' es más complejo de lo que parece

Tales of Vesperia: Definitive Edition es un nuevo comienzo para la saga.

Lo bueno

-Personajes más que carismáticos
-Sistema de combate variado y entretenido
-Mucho contenido sin relleno innecesario

Lo malo

-Puede sentirse simple al principio
-Algunos bugs y checkpoints molestos

Puntaje

8/10

La saga Tales siempre ha sido una gran influencia para los RPG japoneses, y es una de las franquicias que no solo logró tener buena acogida en latinoamerica, sino que también logró crear entregas únicas entre sí durante décadas. Tales of Vesperia: Definitive Edition es una de las tantas remasterizaciones que hemos visto en este último tiempo en videojuegos, esta vez siendo de un lanzamiento original en PlayStation 3 y Xbox 360. Con una nueva capa de pintura y algunos agregados interesantes llegó a PC y consolas de esta generación, incluyendo la Nintendo Switch.

El JRPG le sienta perfecto a la consola híbrida de Nintendo, pero como novato de la saga adentrándose por primera vez a uno de sus juegos, tuve que tener paciencia hasta llegar al verdadero potencial cuando la historia toma impulso. Tales of Vesperia comienza mostrándonos un conflicto en la ciudad natal de Yuri Lowell, el protagonista. Ciudadanos y vecinos acuden a la ayuda mientras que el personaje habla sobre su odio al imperio de turno, ya que al tratarse de lugares lejanos a la elegancia de la nobleza, no suelen recibir el apoyo de los guardias en situaciones de riesgo. Cada son más ignorados, y Yuri es un rebelde a diestra y siniestra, que aunado a su pasado como caballero conoce lo que es estar del otro lado.

Al momento de pedir soporte en el castillo, Yuri es testigo del robo de un blastia, un dispositivo que contiene un núcleo capaz de absorber el poder de Aer para así poder proveer elementos como fuego, agua, luz, y protección contra monstruos. Así es como el personaje termina en una encrucijada junto a los primeros dos compañeros de party (su fiel compañero canino Repede y una noble que encuentra en el castillo llamada Estelle).

Y la premisa suena interesante, pero hay que pasar por varias instancias hasta que logramos llegar a ese momento. Tales of Vesperia premia la paciencia del jugador, y una vez que logramos ver el impulso, las cosas no hacen más que mejorar. Al principio, algunas líneas de diálogo o los chistes de Yuri no tienen mucho efecto, pero una vez que comencé a conocer más personajes y simpatizar con ellos, comprendí el atractivo de la franquicia.

Tales of Vesperia premia la paciencia del jugador, y una vez que logramos ver el impulso, las cosas no hacen más que mejorar.

revision tales of vesperia definitive edition switch screenshot wide

Es todo bastante clásico, y es una simpleza que aún hoy por hoy se mantiene intacta

Luego de ese primer conflicto, el juego nos lleva a recorrer distintas ciudades y puntos de interés separados en regiones, por las que podemos caminar libremente con la costumbre del género de encontrar batallas emergentes cada 10 pasos. Cada vez que entremos a un sub espacio, nos esperarán docenas de NPCs con los que interactuar, algunos incluso ofreciendo misiones secundarias, además de tiendas en las que podemos comprar y vender equipamiento, así como forjar el propio si tenemos los materiales necesarios.

Es todo bastante clásico, y es una simpleza que aún hoy por hoy se mantiene intacta. Pero mientras que la exploración y los sistemas del juego pueden sentirse familiares, el combate parte desde una base algo desconocida para el género. Y no, no se trata de batallas por turnos, pero sí hay un gran componente estratégico a tener en cuenta cuando las cosas inevitablemente empiecen a complicarse.

Para empezar, se nos presenta una cámara en dos dimensiones como si se tratara de un videojuego de pelea. Yuri, o el personaje que estemos comandando en ese momento, tendrá fijado a un enemigo en particular (el cual podemos cambiar presionando un botón) y todos los ataques irán a ese objetivo, con la salvedad de que ciertos ataques pueden causar daño a enemigos que se encuentren cerca. Siguiendo con el ejemplo del principio, dependiendo de la dirección a la que estemos apuntando con el analógico, nuestra arma hará golpes bajos, medios o incluso impulsando al enemigo hacia el aire, algo que podremos continuar saltando y continúando con los ataques.

Es importante saber qué hace cada una de las Artes de cada personaje para buscar la mayor ventaja posible en combate.

Y eso es sólo con los básicos. Tanto Yuri como compañía pueden utilizar Artes, el equivalente a la magia en Tales of Vesperia: Definitive Edition, los cuales van desde seguidillas de golpes a saltos desvastadores contra el suelo, evolucionando en espectáculos mucho más masivos mediante avance la historia. Algo que me sorprendió mucho es la forma en lo que se pueden obtener, ya que muchos de ellos son aprendidos sobre la marcha durante los combates, mientras que las nuevas “skills” para cada personaje están ligadas a las armas, y tendremos que participar de las batallas suficientes para obtenerlas. Subir de nivel en Tales of Vesperia aumenta las estadísticas del personaje y es más que necesario, pero son los pequeños sistemas de leveleo lo que le dan un encanto particular.

La historia no deja de crecer y volverse más compleja

El elemento estratégico que mencioné está ligado directamente con los personajes que escojamos para cada batalla. La mayoría cae en los estereotipos que conocemos: Estelle es una suerte de Paladín pudiendo atacar y curar, mientras que Rita es experta en distintos tipos de magia, algo a tener en cuenta debido a que hay un sistema de fortalezas/debilidades presentes ante daños elementales. Y es importante saber qué hace cada una de las Artes de cada personaje para buscar la mayor ventaja posible en combate.

En particular es algo que suelo pasar por alto en videojuegos del estilo, y durante las primeras horas, Tales of Vesperia: Definitive Edition puede sentirse algo fácil, pero hubo una ocasión en especial que me hizo replantear cómo estaba manejando la “party”, y verificar que tuvieran el mejor equipo posible y reacomodar sus habilidades acorde al enemigo. Se sintió distinto a lo que estoy acostumbrado, y ahí fue cuando la experiencia terminó de convencerme. Lo único que me molestó fueron dos ocasiones en las que el juego se detuvó por completo con un mensaje de error, y que a veces los checkpoints están bastante distanciados entre uno y otro, algo que se vuelve particularmente frustrante cuando hay una seguidilla de cinemáticas culminadas por un combate sorpresa al cual podemos llegar no tan bien preparados.

La historia no dejar de crecer y volverse más compleja, y con cada personaje nuevo que cruzamos en nuestro camino, hay un trasfondo con aliados y enemigos detrás que se conectan con nosotros. Desde hermandades con sus propias reglas y comportamientos, hasta el pasado de Yuri que lo hace dudar sobre sus actos, se trata de un argumento fuerte y muy entretenido. Además, esta versión no sólo trae una mejora gráfica, sino dos compañeros nuevos para reclutar en nuestra party, misiones y jefes extra, y una serie de atuendos gratuitos para todos los personajes.

Tales of Vesperia: Definitive Edition es el primero de la franquicia en llegar a Nintendo Switch, e incluso con el catálogo actual, encuentra un hogar muy particular alrededor del género que lo convierte en una adquisición más que necesaria si buscas un RPG del estilo. La premisa y la dificultad pueden parecer algo simples durante los primeros pasos, pero el encanto de los personajes, la evolución del combate a medida que progresamos y las capas de complejidad que se suman en un ritmo balanceado lo convierten en una experiencia que sorprende con creces.

best buy target

Recomendaciones del editor