Bleeding Edge se presenta como un fuerte competidor multijugador

¡A los golpes! Probamos Bleeding Edge, lo nuevo de Ninja Theory

primer vistazo bleeding edge preview 3

Bleeding Edge se avecina como un multijugador que deberías tener en el radar.

Lo bueno

    Diseño de personajes de otro mundo
    Una premisa interesante
    Habilidades muy marcadas y distintas entre sí

Lo malo

    Puede volverse bastante caótico
    Por el momento, no sabemos qué otros modos tendrá

El estudio de videojuegos llamado Ninja Theory ha estado ocupando trayendo nuevas IPs durante los últimos años, comenzando con títulos como Heavenly Sword y dándole nueva vida a franquicias como DmC: Devil May Cry. El último proyecto, Hellblade, fue aclamado por todos. Pero ahora llegan con Bleeding Edge, algo totalmente nuevo para el estudio, poniendo a prueba a jugadores de forma online en campos de batalla con un enfoque en la acción.

Presentado durante la conferencia de Xbox en E3 2019, Bleeding Edge se trata de un título multijugador competitivo en el que los jugadores escogen entre un grupo de personajes bastante diferentes entre sí, y luego se enfrentan en equipos. Similar a Overwatch, cada uno cumple su función, y todos se encuentran divididos por categoría: aquellos especializados en daño, otros en curación, y los infaltables tanques que van en primer fila protegiendo al grupo.

El modo que pudimos jugar durante la demo nos puso a prueba en el clásico captura de checkpoint, donde los jugadores deben asegurarse lugares específicos del mapa para ellos, y así ir generando un puntaje. Claro que esto no es una tarea fácil, ya que el equipo contrario estará intentando hacer lo mismo por su parte. Cada grupo estaba compuesto de cuatro personas, y al menos este modo había un total de ocho jugadores, dos de cada bando.

En Bleeding Edge, el diseño de personajes se lleva la atención.

Sin dudas los personajes son los protagonistas de la experiencia en todo sentido posible. Sus diseños son originales, llamativos, cuidados, y por sobre todo con mucho estilo. Tenemos a Nidhoggr, un fanático del Death Metal que porta una larga cabellera y una guitarra con forma de hacha como arma, lanzando fuego por la boca y hacer un power slide para entrar en combate con mucho poder. Buttercup por su parte sirve como tanque, pero también se encarga de luchar a diestra y siniestra. Se mueve arriba de una rueda, y tiene sierras en sus manos para atacar a todos los que se acerquen, además de poder cargar a todas velocidad.

Todos los personajes tienen un set de habilidades por defecto, yendo desde poderes de curación tanto para tu personaje como para los otros miembros del equipo, como así también otros de ataque o defensa. También pueden hacer uso de una habilidad ultimate que se irá cargando con el tiempo, y lo curioso es que la misma puede ser elegida antes de comenzar entre dos opciones. Por lo que vimos, suelen ser bastante distintas entre sí, por lo que será clave coordinar con tu grupo para sacar el mayor provecho estratégico a cada combinación.

primer vistazo bleeding edge 4

Mi personaje durante la sesión fue Miko, una curadora que utiliza un bastón gigante para luchar y también utilizar sus habilidades. Entre ellas, podía -obviamente- curar, pero también congelar enemigos que estuvieran a un cierto rango de distancia, invocar un escudo protector para mi y mis compañeros que nos protegía de proyectiles, y utilizar un rayo que curaba mucha vida a un compañero en particular, el cual se podía ir alternando hasta que terminara su duración.

Todo se basa en una efectiva coordinación del equipo.

La partida fue intensa, e incluso habiendo tenido la delantera casi todo el tiempo, el equipo rival logró sacarnos ventaja en los últimos segundos. Todo se basa en una efectiva coordinación del equipo, lo cual es todavía más importante ya que se tratan de solo tres compañeros en simultáneo. Ya con perder a uno de ellos en combate, es muy probable que estés en desventaja.

Cada personaje se sintió más que interesante de controlar, pero las peleas se vuelven tal vez demasiado caóticas muy rápido, y se requiere de más atención y dedicación detrás de cada personaje para practicar y sacar lo mejor de cada uno. Sin embargo, Bleeding Edge se ve como un título a tener en cuenta si estás en búsqueda de un nuevo multijugador a futuro, y aquellos que quieran participar de la beta cerrada pueden registrarse ahora mismo desde el sitio oficial.

Recomendaciones del editor