Un año después de su lanzamiento, la PlayStation 5 es hackeada

Cada consola nueva significa un desafío para la comunidad de hackers, que busca formas de romper con la seguridad de estas; a veces demoran más, a veces menos, pero ninguna consola queda libre. Ni siquiera la PlayStation 5, que fue hackeada a un año de su lanzamiento.

Dos entidades independientes de hackers lograron romper la consola y hacer lo que se conoce como un jailbreak. Por un lado, Andy Nguyen, ingeniero de seguridad de Google, publicó en su cuenta de Twitter una captura que muestra el menú de la consola con la configuración de debug activada; esta opción está disponible solo en las unidades que se utilizan en entornos de desarrollo. Nguyen, eso sí, dice que no piensa revelar cómo lo consiguió ni hacer público el método para ello.

#PS5Share pic.twitter.com/xem0A7i3rC

— Andy Nguyen (@theflow0) November 7, 2021

Por otro lado, el colectivo de hackers llamado fail0verflow también publicó una captura en la que indican que consiguieron todas las claves de la PS5 y que estas se pueden obtener vía software, lo que significa que no hay ningún aparato externo involucrado. En otras palabras, fail0verflow encontró la forma de hacer jailbreak a la consola gracias a alguna grieta dentro del propio sistema.

Fail0verflow tampoco revela su método y esto tiene una razón muy simple: la mayoría de las veces, estos jailbreaks se pueden parchar mediante una actualización liberada por el fabricante. Por lo tanto, es posible que los hackers estén a la espera de ver qué hace Sony y luego explicar el método para que el resto lo pueda replicar.

Translation: We got all (symmetric) ps5 root keys. They can all be obtained from software – including per-console root key, if you look hard enough! https://t.co/ulbq4LOWW0

— fail0verflow (@fail0verflow) November 8, 2021

Este tipo de jailbreaks abren la puerta para que las consolas expandan, de manera no oficial, las funcionalidades de un aparato como la PS5: desde instalar emuladores hasta sistemas operativos completos o juegos pirata. Sin embargo, esto último parece tener cada vez menos relevancia, más si se toma en cuenta que muchos juegos requieren validaciones en los servidores de las compañías ya sea para jugar en línea o para iniciar sesión o sincronizar una cuenta.

De cualquier manera, el tiempo dirá si esto termina por convertirse en un punto de quiebre en la vida de la PS5 o si no es más que una curiosidad que solo unos pocos aprovecharán.

Recomendaciones del editor