Reunimos los mejores simuladores de vuelo gratuitos

Surca los cielos desde casa con alguno de estos simuladores de vuelo gratuitos

Los simuladores de vuelo han existido desde que el ingeniero eléctrico Bruce Artwick diera al mundo su (ahora prehistórico) Microsoft Flight Simulator en un Apple II de 8 bits a fines de los años 70, iniciando así décadas de software comerciales. Y claro: a medida que avanzaba la potencia de procesamiento de las PC, los simuladores se volvieron cada vez más realistas, permitiendo a los usuarios sentirse unos auténticos pilotos de aeronaves desde la comodidad de sus hogares. ¿Lo mejor de todo? Que hay muchos simuladores de vuelo gratuitos.

simuladores de vuelo gratuitos
Frederic Pitchal/Sygma/Sygma via Getty Images

Aunque el género del simulador de vuelo se ha descuidado un poco en los últimos años, Microsoft lanzará un nuevo Flight Simulator en 2020, el primero desde el Flight Simulator X de 2006. Simplemente llamado Microsoft Flight Simulator, puede revitalizar el género y obligar a otras compañías a actualizar sus programas.

Desde simuladores de vuelo tradicionales hasta algunos que te meten en medio de combates, te mostramos a continuación algunos de los mejores simuladores de vuelo disponibles que no te costarán ni un centavo.

Simuladores de vuelo tradicionales

GeoFS (unciona en cualquier navegador web)

¿Por qué dejar que algo como no poder descargar un juego se interponga en tu camino para disfrutar de una simulación de vuelo? GeoFS se ejecuta completamente en tu navegador (browser), lo que significa que estás literalmente a solo dos clics de volar un avión en este momento. Usando un joystick, tu mouse o el teclado de tu computadora, puedes despegar y volar por el mundo en uno de los 20 aviones que GeoFS ofrece. Mejor aún, si no quieres estar anclado a una computadora, incluso puedes usarlo en tu dispositivo móvil.

Ajustar el acelerador y despegar por primera vez es muy simple, y puedes personalizar los controles rápidamente en cualquier momento, así como obtener instrucciones útiles para ayudarte en tu viaje inaugural. Si no estás teniendo mucha suerte en controlar los aviones multimotor, puedes cambiar a un modelo de hélice más tradicional. Además, el simulador también incluye un globo aerostático, un helicóptero, e incluso un glider.

La versión de pago de GeoFS incluye mejores imágenes con una resolución más alta, pero la versión gratuita admite la interacción masiva de jugadores múltiples. En cualquier momento, podrías encontrarte con otro jugador que vuela por la misma área, e incluso encontrarás aviones comerciales que se mueven en tiempo real, junto con las condiciones climáticas cambiantes. Estas condiciones se basan en datos en tiempo real de Open Weather Map, por lo que la lluvia o nieve que experimentarás será exactamente lo que los pilotos en la vida real están viendo a su alrededor, si se encuentran surcando los cielos por esa región. Ciertamente no es la simulación de vuelo más bonita visualmente de nuestra lista, pero ese es el precio a pagar cuando tu juego es capaz de ejecutarse en prácticamente cualquier máquina.

¿Quieres ver dónde te encontrarás con otros jugadores? GeoFS tiene un mapa en vivo que hace un seguimiento de todos los que están en el aire en tiempo real. Todo lo que tienes que hacer es hacer clic con el botón derecho en cualquiera de los aviones, seleccionar una altitud para comenzar, y estarás al aire en la misma ubicación. Por ejemplo, comprobamos que elevarse por encima del desierto africano, o de la cadena montañosa de los Andes, es realmente hermoso… incluso cuando pierdes el control del avión y comienzas a caer miles de pies en picada. Hay más de 30,000 pistas diferentes disponibles para el despegue, por lo que es poco probable que se quede sin lugares para ver.

YSFlight (Windows, MacOS)

Sin duda, se ve y siente un poco obsoleto. Parecería que YSFlight no ha evolucionado mucho desde sus humildes inicios, pero eso no es algo necesariamente malo. El software es increíblemente ligero en cuanto a los recursos del sistema, lo cual no es una sorpresa, dado el diseño básico del simulador y los efectos visuales, pero aún así ofrece un conjunto robusto de funciones integradas. Y solo por unos pocos megabytes, no deberíamos quejarnos.

El simulador ofrece más de 70 aviones para elegir, que incluyen desde el Blue Angels F-18 Hornet hasta un helicóptero Apache, junto con una amplia gama de mapas que abarcan una gran cantidad de regiones conocidas de todo el mundo. Las características adicionales, como las variables de viento y un componente día/noche, también se pueden modificar con relativa facilidad.

Es un software muy personalizable que te permite hacer una variedad de cosas, desde volar en la formación Delta con compañeros de inteligencia artificial, hasta participar en combates aéreos con tus amigos de la vida real. Mientras vuelas, el HUB tipo Atari brinda detalles sobre las velocidades de vuelo, elevación, dirección y otra información esencial. Las secuencias de juego también pueden grabarse y reproducirse directamente dentro del programa. YSFlight incluye soporte de joystick, así como controles estándar para tu mouse y teclado.

Sin embargo, el aspecto más interesante de este juego es su historia. Soji Yamakawa, también conocido como Capitán YS, creó el simulador por cuenta propia como un proyecto universitario en 1999. Continuó desarrollando el proyecto como un hobby durante los años siguientes, aunque el software no ha recibido una actualización sustancial en bastante tiempo. Claro que existen simuladores de vuelo mucho más completos, pero YSFlight mantiene las cosas funcionales, cómodas y simples.

FlightGear (Windows, MacOS)

FlightGear es el campeón indiscutible en lo que respecta a la configuración avanzada y la personalización sin restricciones. Las raíces del software de código abierto se remontan a 1997, pero los desarrolladores y la comunidad de usuarios han estado expandiendo y ajustando el extenso mapa y el conjunto de características del título freemium desde entonces. Sin embargo, la calidad y la personalización tienen un precio: el software es la opción más intensiva en recursos de nuestra lista.

Una vez instalado, (un proceso que puede ser una molestia si no estás acostumbrado a la naturaleza de la documentación de software de código abierto), los usuarios pueden navegar por los hermosos entornos renderizados en 3D en un Cessna 172, o elegir entre una gran variedad de aviones virtuales que incluye un Boeing 777, un A6M20 Zero e incluso un dirigible Zeppelin NT07.

El software utiliza una cantidad limitada de escenarios incorporados, pero puedes descargar varias regiones del mundo, y más de 20,000 aeropuertos, de varias maneras: a través del sitio web de FlightGear, a través de BitTorrent, o comprando un disco Blu-ray opcional. El complejo proceso de instalación y la interfaz son más fáciles de manejar si estás dispuesto a pasar un tiempo usando el wiki de FlightGear, que te guía a través del proceso de configuración y te ayuda a despegar, aterrizar y otros procedimientos básicos de vuelo.

FlightGear es constantemente elogiado por la dedicación por parte de su comunidad de desarrollo, y por su realismo, obteniendo altas calificaciones por todos sus componentes, desde los controles generales de vuelo hasta detalles minuciosos como la iluminación. Y aunque puede ser voluminoso y algo complejo, la abundancia de documentación añadida por miles de usuarios, y las excelentes funciones de apoyo, son suficientes para mantener a los recién llegados enganchados hasta que desarrollen sus habilidades.

X-Plane 11 (Windows, MacOS, Linux, Android, iOS)

El X-Plane 11 de Laminar Research no es para los débiles de corazón. El simulador cuenta con más de 3,000 aeropuertos diferentes, todos meticulosamente detallados. El X-Plane se toma a sí mismo bastante en serio, tanto que los desarrolladores afirman que “no es un juego, sino una herramienta de ingeniería que se puede usar para predecir las cualidades de vuelo de las aeronaves de ala fija y rotativa con una precisión increíble”.

Esta precisión se logra –al menos, en teoría– a través de un modelo aerodinámico único conocido como teoría del elemento de pala. Para hacer el vuelo lo más posible, esta teoría simula el vuelo modelando las fuerzas en cada componente de la aeronave simultáneamente, en lugar de usar las tablas de búsqueda predefinidas que se han convertido en el estándar. La teoría se usa a menudo para calcular las fuerzas aerodinámicas en simulaciones que aún no se han ejecutado. Esto brinda a los usuarios de X-Plane más libertad cuando diseñan aviones potenciales para agregarlos al juego, aunque puede ser más delicado (y menos preciso) al pilotar aviones existentes.

X-Plane es increíblemente detallado, con elementos como el clima y potenciales de fallos de sistema. Casi todos los componentes de un avión pueden fallar al azar, lo cual, aunque frustrante, ayuda a crear una experiencia de simulación más realista, mostrando de paso cuánto trabajo se puso en el programa. Los usuarios también pueden pilotear cualquier cosa, desde un Bombardero B-2 hasta un transbordador espacial, y hay cientos de aviones adicionales disponibles a través de los complementos premium.

Aunque la versión completa de X-Plane 11 no es gratuita, hay una demo disponible para descargar en el sitio web del juego. Si prefieres jugar sobre la marcha, X-Plane 10 está disponible en iOS y Android, y las versiones anteriores del software están disponibles para comprar como descargas o en memorias USB.

Simuladores de vuelo de combate

War Thunder (Windows, MacOS, Linux, PlayStation 4, Xbox One)

Ninguna guerra despierta tanta fascinación en la conciencia pública como la Segunda Guerra Mundial; responsable de esto son las batallas memorables y las narrativas conmovedoras del bien y el mal llevadas al cine. Sin embargo, por el sufrimiento que causó esta contienda, la ficción tiende a inclinarse hacia el romanticismo.

Para los entusiastas de los vuelos, esta contienda se destacó por llevar la superioridad aérea a la vanguardia, con portaaviones que extendían el alcance de las fuerzas aéreas a través de océanos enteros y, de ahí, a prácticamente cualquier rincón del mundo. Establecido durante este período de innovación aérea, War Thunder ofrece una experiencia de vuelo más orientada a la acción, que permite a los jugadores volar cientos de aviones diferentes para las cinco grandes potencias (Estados Unidos, Gran Bretaña, Unión Soviética, Alemania y Japón). El juego también incluye algunos modos diferentes, lo que permite una simulación incondicional y un juego relajado al estilo arcade. Como tal, los recién llegados y los ases veteranos se sentirán como en casa.

War Thunder es también un juego multijugador en línea, con la mayoría de las batallas enfrentando a dos bandos con hasta 16 jugadores. Estas batallas a menudo enfatizan las “peleas de perros”, con el objetivo de reducir el número de enemigos, o incorporar objetivos terrestres. Los jugadores también pueden participar utilizando vehículos terrestres, incluidos tanques y vehículos antiaéreos. War Thunder opera bajo un modelo “freemium”, también. No hay costo para comenzar a jugar, sin embargo, no todo el contenido está disponible para empezar. El juego también es compatible con el juego cruzado, con jugadores de PC compitiendo contra los de Xbox One o PlayStation, aunque no todos al mismo tiempo.

Los jugadores obtienen puntos que luego pueden usar para aumentar las estadísticas de sus pilotos a medida que completan los objetivos y ganan batallas, lo que les permite desbloquear nuevos aviones y ajustar componentes como el rango de visión y la tolerancia de fuerza G. Por supuesto, los jugadores más fanáticos también pueden gastar dinero para adquirir estos beneficios en el juego, aunque no por ello tendrán alguna ventaja inherente sobre aquellos que los desbloquearon por pura persistencia.

Los aviones del juego vienen en tres arquetipos: Luchadores (ágiles aves de guerra y expertos en “peleas de perros”); atacantes (aviones algo más lentos con enormes armas diseñadas para derribar objetivos blindados) y bombarderos (aviones fuertemente blindados con enormes cargas útiles que pueden eliminar grupos de fuerzas terrestres). Todas estas categorías tienen sus propias fortalezas y debilidades, y la victoria dependerá de que los equipos utilicen una combinación saludable de las tres.

Rise of Flight (Windows)

A pesar del éxito continuo de Battlefield 1 de EA, la primera guerra mundial tiende a vivir a la sombra de su sucesora. Quizás esto se deba a que la guerra tuvo lugar 31 años antes, o tal vez porque el Kaiser Wilhelm no se convierte en un villano tan vil como Adolf Hitler.

Sea cual sea la razón, la Gran Guerra tiende a pasarse por alto fuera de la ocasional novela de Ernest Hemingway. Eso es una pena porque la Primera Guerra Mundial está llena de avances tecnológicos icónicos, particularmente cuando consideras que fue la primera guerra importante en la que se usaron aviones.

Los mejores pilotos de la época, como el Barón Rojo (Red Baron), eran celebridades internacionales, luchando en duelos aéreos que se convirtieron en leyenda. Así, Rise of Flight coloca a los jugadores en el asiento del piloto de los aviones clásicos de la Primera Guerra Mundial, incluido el icónico Fokker DR.1.

Lo primero que los jugadores pueden notar sobre Rise of Flight es su excepcional compromiso con la autenticidad. Los aviones se representan con meticuloso detalle, desde el chasis hasta los indicadores que se alinean en la cabina. Esta atención en los detalles también se extiende a los diversos niveles. Si bien el combate es el cuadro principal, es tentador simplemente volar y contemplar Verdun.

El juego también presenta algunos modos diferentes, que incluyen escenarios personalizados, batallas multijugador y una campaña que recrea varias batallas históricas. Además, hay muchas formas de personalizar los controles, por lo que si prefieres el mouse y el teclado o la autenticidad táctil de un stick de vuelo, puedes jugar a Rise of Flight de la forma que le resulte más cómoda.

World of Warplanes (Windows, MacOS)

Una derivación aérea de World of Tanks, el acertadamente titulado World of Warplanes pone a los jugadores en grandes batallas entre sí, permitiéndoles pilotear todo, desde los biplanos de madera de la Primera Guerra Mundial, hasta los aviones modernos. Al igual que World of Tanks, Warplanes sigue un modelo de “freemium”: puedes comenzar a jugar gratis, pero algunos aviones requieren que los jugadores los compren con dinero real o en la moneda del juego.

Al principio, los jugadores solo tienen acceso a los pájaros primitivos de la Gran Guerra. Los jugadores pueden obtener divisas a medida que ganen, y luego pueden gastar esta moneda para desbloquear aviones más avanzados. Sin embargo, para comprar un avión, deberás ganar muchas veces y eso te llevará un tiempo y muchos vehículos para desbloquear.

Warplanes es probablemente el juego más centrado en arcade de nuestra lista. Los controles se simplifican hasta lo esencial, por lo que no hay necesidad de jugar con docenas de indicadores. Si bien esto facilita que los novatos aprendan, elimina una gran parte de la profundidad y la autenticidad que muchas personas valoran en los simuladores de vuelo. Es fácil comenzar las peleas de perros, pero el combate carece de los matices distintivos de los simuladores más realistas.

Los diversos escenarios del juego, todos los cuales serán familiares para los aficionados a la historia, son espléndidos de ver, por lo que los jugadores podrán disfrutar de la vista incluso si no están arrastrados por la falta de profundidad inherente del título.

La selección abundante de aviones, y el sistema de progresión utilizado para desbloquearlos, mantendrá a muchos jugadores esforzándose por desbloquear nuevas herramientas. Para aquellos que quieren un juego de combate más informal, especialmente uno que puedan jugar con amigos, World of Warplanes es una opción accesible.

*Artículo actualizado por Daniel Matus el 9 de octubre de 2019.

Recomendaciones del editor