Los mejores videojuegos de todos los tiempos para el Nintendo 64

El 29 de septiembre de 1996 ha quedado grabado como uno de los momentos más decisivos de la industria de los videojuegos. Al menos, para algunas personas. Ese día, muchos en los Estados Unidos acudían a la tienda de electrónica más cercana con la esperanza de conseguir un Nintendo 64. Pero incluso aquellos que compraron la consola el día del lanzamiento probablemente no tenían ni idea de lo icónica que sería, ni tampoco de los mejores juegos para el Nintendo 64 que harían historia.

Es más, Super Mario 64 no fue el único destacado, por lo que hemos explorado todo el catálogo de la consola para identificar los mejores títulos.

Para ello, hemos tenido en cuenta, sobre todo, el atractivo duradero del juego, lo revolucionario que fue cuando se lanzó por primera vez, hasta su factor de diversión en general.

Así que, para todos los amantes de N64, estos son los juegos que, consideramos, merecen una mención especial.

‘The Legend of Zelda: Ocarina of Time’

Zelda: Ocarina of Time para la Nintendo 64

Nintendo abrió las puertas de la franquicia Zelda con Ocarina of Time. En este juego, situado en la mítica tierra de Hyrule, los jugadores controlan el emblemático Link cuando se dispone a rescatar a la princesa Zelda y frustrar los planes malvados de Ganondorf.

A pesar de que la trama suena familiar, el título introdujo una gran cantidad de características que se convirtieron en estándar para los juegos 3D avanzados.

Anunciado por muchos como uno de los mejores – si no el mejor – videojuego de todos los tiempos, Ocarina of Time metió a los jugadores en una extensa epopeya que no se había visto anteriormente en tres dimensiones. Presentó un increíble diseño de mazmorras, un molde inolvidable de personajes, y una historia llena de aventura que resiste la prueba del tiempo.

‘Super Mario 64’

Super Mario para la Nintendo 64

Super Mario 64 no sólo presentaba a Mario en un paisaje 3D por primera vez, sino que también estableció el Nintendo 64 como una consola potente desde el primer día.

Los jugadores controlan a Mario mientras recoge las 120 Estrellas de Oro esparcidas por el enorme castillo de la Princesa Peach. Al igual que los juegos anteriores de la franquicia, se producen varias batallas icónicas en diversos entornos. El juego introdujo varias nuevas maniobras para Mario, así como la capacidad de backflip o voltereta hacia atrás, el triple salto y saltos en la pared, siempre tan útiles.

Aparte del diseño de nivel revolucionario y un juego cautivador, Super Mario 64 también cambió el panorama del juego con la introducción del modo de itinerancia en 3D. No sólo este estilo pasó a definir la franquicia de Mario, sino que también definió los futuros juegos de plataformas en 3D.

Simple y sencillo, Super Mario 64 se lanzó como una plataforma de rompecabezas en su mejor momento y sigue siendo uno de los mejores títulos de todos los tiempos. También es, apropiadamente, el primer juego N64 disponible para la Wii U.

‘The Legend of Zelda: Majora’s Mask’

Zelda: Majora's Mask para la Nintendo 64

Junto a Ocarina of Time, Majora’s Mask volvió a poner la franquicia Zelda en lo más alto una vez más. Con una versión actualizada del motor del juego de su predecesor, Nintendo lanzó Majora’s Mask apenas dos años después de Ocarina of Time.

Aunque los jugadores nuevamente toman el control de Link, el juego tiene lugar en la tierra de Termina en lugar de en Hyrule y en este caso destaca la ausencia de destacables personajes como Zelda y Ganondorf.

En este caso, Link se une a la hada Tatl para buscar venganza contra Skull Kid. El dúo viaja a Clock Town en busca de Skull Kid y ve cómo la ciudad se enfrenta a un destino inminente. Así este período corto de tiempo ofrece al juego un ritmo único y desafiante.

‘GoldenEye 007’

GoldenEye 007 para la Nintendo 64

GoldenEye 007 se lanzó en 1997, casi dos años después de que la película protagonizada por Pierce Brosnan del mismo nombre llegara a los cines.

Así, los jugadores asumen el papel de James Bond, quien intenta frustrar los intentos de una banda criminal que quiere convertir el satélite GoldenEye en un arma muy peligrosa.

Fue uno de los primeros juegos de este tipo en ofrecer niveles 3D abiertos para que los jugadores pudieran explorar por sí mismos y completar sus objetivos en cualquier orden que eligieran.

Asimismo, el modo multijugador le dio poder de permanencia. Los escenarios de pantalla dividida de GoldenEye 007 eran muy divertidos.

El juego, además, permitía a cuatro jugadores competir a la vez, en cualquiera de sus 20 niveles.

‘Perfect Dark’

Perfect Dark para la Nintendo 64

El sucesor espiritual de GoldenEye, Perfect Dark tomó todo lo bueno de su predecesor y lo hizo aún mejor.

Funcionaba en una versión modificada del motor de juego de GoldenEye y cualquiera que haya jugado a ambos reconoce las similitudes. Donde Perfect Dark destacó, sin embargo, fue en su intrigante historia, una mayor funcionalidad de las armas del juego, y la introducción de simuladores de combate en la función multijugador.

Los jugadores asumen el papel de Joanna Dark, un agente que trabaja para un centro de investigación y desarrollo llamado Carrington Institute. Y, después de una serie de eventos, Dark se encuentra en medio de una batalla interestelar.

Al igual que GoldenEye 007, la experiencia de un solo jugador de Perfect Dark es buena, pero su función multijugador hace brillar, todavía más, el juego.

Tú y hasta tres amigos podrán participar en un modo de pantalla dividida usando la matriz de armas y los personajes del juego principal. Además, Perfect Dark introdujo los “simuladores”, que funcionaba como robots controlados por computadora. Los jugadores podían así cargar hasta ocho por partido y establecer su nivel de habilidad, y una amplia gama de comportamientos configurables.