Guía Final Fantasy XIV Shadowbringers: Eden’s Promise

En Final Fantasy XIV llega un momento en el que hay que enfrentar a enemigos del pasado y del presente, todos mezclados en un solo ente. La Promesa del Edén (Eden’s Promise) es una de las raids de Final Fantasy XIV: Shadowbringers cuyo jefe puede convertirse en un problema si es que no se toman en cuenta algunas de las batallas anteriores del juego.

A continuación te presentamos una guía de Final Fantasy XIV: Shadowbringers, que incluye consejos para enfrentar con éxito al jefe del episodio 12: Eden’s Promise.

Eden’s Promise, la promesa del Edén

La batalla contra este jefe se compone de dos fases, las cuales detallamos a continuación.

Fase 1

  • Maleficium: ataque que hace daño al grupo completo.
  • Cast: seis imágenes aparecen en la parte posterior del escenario y el jefe utilizará un ataque distinto dependiendo de a cual se enlace.
    • Titán: ataque Junction Titan, solo en fase 2.
    • Leviatán: ataques laterales, que se evitan ubicándose al frente o detrás del jefe.
    • Garuda: ataques con forma de cono desde posiciones cardinales.
    • Ramuh: ataque tipo área de efecto alrededor del jefe, para esquivar es necesario alejarse del alcance del golpe.
    • Ifrit: ataques tipo cono desde adelante y atrás, se esquivan moviéndose hacia los lados.
    • Shiva: ataque Junction Shiva, solo en fase 2.
  • Formless Judgment: ataques tipo tankbuster, se recomienda usar enfriamientos defensivos.

Fase 2

  • Junction Shiva: utiliza el ataque Diamond Dust, que infringe daño a todo el grupo y hace que el piso del escenario sea resbaladizo.
  • Juncion Titan: permite el uso de Earthern Fury, que le hace mucho daño a todo el grupo y además invoca dos oleadas de cuatro piedras bomba, que explotan de manera secuencial.
  • Rapturous Reach: ataque con alcance de 270 grados con ocho marcadores rojos (si aparece durante Junction Shiva) o un solo marcador (si aparece durante Junction Titan).

Fase 1: Cast

La mecánica principal del jefe es lanzar un ataque basado en alguna de las seis imágenes de batallas anteriores: Leviatán, Garuda, Ramu o Ifrit. Si bien aparecen además las imágenes de Shiva y Titán, sus ataques respectivos no se ejecutan hasta la fase 2.

Cuando el jefe empiece a ejecutar el ataque, hay que fijarse en qué imagen se enlaza, ya que esa será la habilidad final del ataque. Esto ocurre cuatro veces y casi siempre después de Maleficium; además, siempre le sigue el ataque Formless Judgment, que le hace bastante daño a los tanques del grupo.

Lo más probable es que el jefe utilice Cast de manera continua hasta que tenga alrededor del 70 por ciento de la barra de vida, lo que permitirá familiarizarse con cada tipo de ataque según la imagen a la que se enlace.

Fase 1.5: Treasured Memories

Luego de un Maleficium, el jefe hará aparecer un puñado de plataformas extra, cada una con un cristal que tendrá que ser protegida. Apenas se recupere el control del personaje, hay que saltar dentro del círculo junto con todo el grupo y derrotar a las esculturas que aparecen lo más rápido que se pueda para evitar que le hagan mucho daño al cristal.

Una vez derrotadas las primeras esculturas, vendrán unos láseres con marcadores azules que apuntan el cristal a proteger. El grupo entero tendrá que subirse a la plataforma para repartirse el daño, además de tener cuidado con dos ataques con forma de cono que golpearán a cualquiera fuera de la plataforma (y pueden incluso eliminar a más de algún jugador del grupo). Una vez concluido el ataque, toca usar el teletransporte hacia la siguiente plataforma.

Al entrar en esa plataforma, los dos healers del grupo serán marcados como blancos, por lo tanto tendrán que separarse del cristal a proteger. Aquí habrá que enfocarse en atacar las dos esculturas que aparecen para que el cristal sobreviva el ataque que se viene.

Una vez completa la segunda plataforma, hay que teletransportarse a la tercera y atacar con todo a las dos esculturas que aparecen; son las más dañinas y pueden reducir la barra de vida del cristal a un 75 por ciento, lo que sería catastrófico. Una vez despachadas las esculturas, habrá que replegarse y tratar de aguantar el golpe; luego, teletransportarse y recuperar algo de vida, sobre todo los tanques y healers del grupo porque se viene un golpe grande.

Fase 2: Stock/Release

Ya saben de qué va el asunto: si la música cambia, prepárense. Desde ahora y hasta el fin de la pelea, el jefe mezclará los ataques de dos imágenes al mismo tiempo, por lo que habrá que tratar de imaginar los lugares seguros del escenario en cada ataque potencial.

Eso sí, es posible que sufrir daño sea inevitable ya que, por ejemplo, si se mezclan los ataques Leviatán e Ifrit, el resultado será que no habrá lugar seguro. Entonces habrá que hacer lo posible por encajar solo el primer golpe y, en el caso de Leviatán, evitar el ataque de rebote. Los healers tendrán que trabajar de manera continua para restaurar la salud del grupo completo, ya que algunos ataques serán inevitables; el resto del grupo debe tratar de mitigar los daños mediante escudos y habilidades varias.

Luego del primer ataque Stock, el siguiente será Junction Shiva o Titán, lo que hará el piso resbaladizo o que caigan explosiones.

Junction Shiva

El Diamond Dust hace mucho daño a todo el grupo y además provoca que los personajes se resbalen por todo el escenario, lo cual complica el movimiento hacia los lugares seguros, además de que aparecen marcadores tanto individuales como grupales a la vez.

Junction Titan

Cuando el jefe vaya con Titan, se vendrá el ataque Earthern Fury. Este hace mucho daño a todo el grupo con el primer golpe, además de las piedras que caen desde las cuatro esquinas en dos grupos de cuatro. Hay que prestar atención a las que caen al último, ya que también explotan al final. Por lo tanto, lo primero es colocarse junto a una de las rocas del último grupo que cae y luego moverse al lugar que abren las primeras que explotan.

Rapturous Reach

Después de cualquiera de los ataques anteriores, llegará el turno de Rapturous Reach, que tiene un alcance de 270 grados. Si el jefe lo ejecuta junto a Shiva, aparecerá un marcador rojo a cada miembro del grupo, mientras que con Titan solo aparece un único marcador. Y a continuación viene el momento en el que se libera el ataque que estaba en espera, por lo que es importante recordar cuáles eran las imágenes seleccionadas previamente por el jefe.

Ocurrido el devastador ataque anterior, el jefe vuelve a su rutina habitual por un tiempo, aunque siempre con la oportunidad de usar dos habilidades combinadas. Cuando esto ocurre dos veces, y luego de un Maleficium, el jefe usa Stock de nuevo, con lo que la fase 2 se sigue repitiendo hasta que el jefe caiga por completo.

Recomendaciones del editor