Fortnite vs. Warzone: ¿cuál battle royale deberías jugar?

Dos de los videojuegos battle royale más populares y exitosos son Call of Duty: WarzoneFortnite. Ambos son gratuitos, siempre cambiantes, y los dos presentan una jugabilidad atractiva que mantiene a los gamers con ganas de seguir jugando. Si has pasado tiempo con estos dos juegos, probablemente ya sepas cuál te conviene. O quizá te gusten ambos por igual. Pero los principiantes podrían no estar seguros. A continuación te presentamos la comparativa Fortnite vs. Warzone, para que analices sus diferencias y decidas cuál es el ideal para ti.

Te va a interesar:

Te presentamos la comparativa Fortnite vs. Warzone

Facilidad para iniciar

Intimidación. Es probable que esta sea una de las razones que evitan que algunos gamers incursionen en estos juegos. Está claro que Fortnite es más fácil de entender porque es mucho menos complicado que Warzone. Esta no es una crítica contra Fortnite; su simplicidad es una fortaleza. Imaginamos que un principiante sería agobiado por la gran cantidad de actividades por hacer en Warzone incluso antes de empezar a jugar.

El principal obstáculo por superar en Warzone es la personalización, que te permite obtener los accesorios que vas a usar en un enfrentamiento. Son alrededor de 85 armas primarias, muchas opciones secundarias, beneficios y diversos tipos de equipos; todos necesitan ser desbloqueados. Pero más allá de eso están los accesorios de las armas como elementos ópticos, bozales, diferentes tipos de municiones y guantes para controlar mejor el culatazo de las armas. Muchas armas tienen alrededor de 40 a 50 accesorios diferentes para desbloquear, por lo que las cosas se pueden salir de control en el departamento de la personalización. Esto puede hacer que un jugador nuevo pierda el interés, en especial si te vas a enfrentar a otros participantes con armas equipadas.

Fortnite también tiene una serie de armas con diferentes características y funciones, pero como todas aparecen en el mapa como botín, es más fácil entrar y jugar, cuando los jugadores de Warzone pasan una buena cantidad de tiempo modificando diferentes armas para maximizar su efectividad. Hay un poco más de suerte involucrada en Fortnite ya que todo se reduce a lo que puedes descubrir en el mundo, pero si juegas bien tus cartas, puedes obtener mejores armas.

Finalmente, hay mérito en los sistemas complicados de Warzone, pero a menos que tengas un amigo experimentado que te guíe a través de todo, es fácil ver por qué algunos jugadores abandonan el juego.

Cambiando constantemente

búnkeres en Call of Duty: Warzone

Los juegos battle royale son atractivos porque siempre cambian. Si jugaste Fortnite cuando salió y lo has jugado últimamente, pueden parecer dos juegos completamente diferentes. El mapa ha evolucionado, parece que la historia la has visto en una película exitosa y hay una serie de nuevos modos. Pero sobre todo, ocurren numerosos eventos en el juego en forma semi regular, lo que atrae a millones de jugadores de la actualidad para que los experimenten.

Warzone ha cambiado mucho desde su lanzamiento. el mapa principal, Verdansk, se ha convertido a una versión de 1984 para correlacionarlo con Black Ops Cold War, aunque el trazado en general permaneció prácticamente igual. Interesantemente, cada lanzamiento anual de Call of Duty coincidirá con el avance de Warzone, lo que significa que el battle royale sufrirá cambios importantes en su configuración y armas, dependiendo de la entrega principal que se lanza cada otoño. El gran problema es que —aunque en ocasiones el juego sufrirá cambios sustanciales— estos no son tan frecuentes como los que aparecen en Fortnite.

Parece que cada semana, Fortnite presenta algo nuevo, ya sea un nuevo NPC con el cual interactuar alrededor del mapa, un evento, un modo, o un punto de interés a visitar. Aunque la mayoría de las adiciones no son decisivas para un juego, son suficientemente frecuentes para sentir un juego renovado. Y cada determinados meses, se agrega una nueva versión del mapa, con diferentes actualizaciones de puntos de interés relacionados con la historia.

Los tipos de cambios más frecuentes que recibe Warzone son en sus armas, lo que no se nota tanto como un mapa, un NPC, o modo nuevo. Aunque puede decirse algo sobre el cambio constante de la meta del juego, es difícil que un jugador nuevo se emocione con un rifle de asalto ganando un poco de fuerza para controlar el culatazo. Viendo los dos juegos en general, las actualizaciones de Fortnite francamente son más frecuentes, más emocionantes y mejor ejecutadas que las que puedes encontrar en Warzone. Es posible que Activison empiece a implementar más razones para revisar Warzone cada semana, pero por el momento, Fortnite tiene la ventaja en esta categoría.

Todo está en la presentación

La diferencia más obvia entre ambos juegos es cómo se ven y suenan. Fortnite cuenta con colores vibrantes y sencillos con menos énfasis en el realismo, mientras que Warzone es exactamente lo opuesto (aunque tiene su propio estilo). Evaluar la estética de ambos juegos es mucho más difícil porque todo se reduce a las preferencias, pero vale la pena señalar que Warzone se siente más inmersivo ya que se siente más cercano a la realidad. Sin embargo, la inmersión no siempre es igual de divertida.

Fortnite es sensacional porque su estilo visual te permite incluir skins y elementos estéticos de muchos programas de TV, películas, comics, y juegos famosos. ¿Qué otro juego te permite jugar como Kratos de God of War, Batman, y Rick Sanchez de Rick and Morty? Debido al estilo de arte, Epic Games puede agregar casi cualquier personaje famoso a Fortnite. Warzone tiene una buena cantidad de personajes autorizados como Billy the Puppet de la saga Saw, Leatherface de The Texas Chainsaw Massacre y hasta Judge Dredd. Pero como puedes ver, en este aspecto hay menos espacio para las variaciones en Warzone que en Fortnite.

Cuando se trata de la estética, es difícil elegir un ganador, ya que apreciamos ambos juegos por lo que aportan. Al final todo se reduce a realismo vs. variedad. Fortnite definitivamente gana puntos por su inmenso número de personajes, aunque jugar como John McClane de Die Hard en Warzone es un placer absoluto.

Momento a momento

Por encima de todo esto, discutiblemente el aspecto más importante de un battle royale es su jugabilidad. ¿Es divertido? ¿La experiencia momento a momento es atractiva y vale la pena repetirla? Las actualizaciones frecuentes, el hermoso arte y los skins de personajes favoritos de los fans significan poco si el juego en realidad no es divertido. WarzoneFortnite son divertidos, pero las experiencias que tendrás en ambos juegos son inmensamente diferentes.

El punto principal es que Fortnite es más divertido que Warzone, debido en parte al emparejamiento basado en habilidades. Desearíamos poder incursionar en los detalles específicos de cómo funciona el emparejamiento basado en habilidades en cada juego, pero sus desarrolladores no divulgan ninguna información al respecto, de esta manera los jugadores no pueden explotar el sistema. Por nuestra experiencia, el emparejamiento en Fortnite parece ser más relajado, cuando quedas agrupado con una variedad más amplia de jugadores con diversas habilidades. Por otra parte, Warzone tiende a agruparte con jugadores mucho más cercanos a tu propio nivel de habilidades. Hay pros y contras en ambos métodos, pero al final del día, tus gustos dictarán cuál prefieres.

Además de la dificultad, Warzone tiende a ser más complicado que Fortnite, mecánicamente hablando. La utilización de armas es más difícil ya que están más matizadas, y tu visión está más restringida ya que está en primera persona, en comparación con la perspectiva en tercera persona de Fortnite. El dinero/divisa es mucho más importante en Warzone ya que tu supervivencia con frecuencia está basada en las armas que tienes y necesitas comprar ciertos accesorios durante el juego. Hay un mayor sentido de verticalidad en Warzone, lo que se suma a los matices.

Fortnite tiene un poco más de profundidad con su mecanismo de construcción, pero incluso en su mejor momento, las estructuras de creación no alcanzan el nivel de complicación que puede alcanzar Warzone. Tienes que tomar mucho en cuenta en el battle royale de Call of Duty, como tus propios pasos (o los de tus compañeros de equipos), si comprar o no una estación que ha sido visitada por tus oponentes, la colocación de los vehículos, dónde se encuentran los jugadores durante un UAV e incontables situaciones más. Incluso después de invertir una cantidad increíble de tiempo en Warzone —más de 1,000 horas— es posible encontrar nuevos mecanismos que podrías haber no visto antes.

Warzone termina siendo una experiencia más gratificante debido a lo bueno de sus sistemas. La sensación de un disparo oportuno o de una decisión rápida que lleva a una victoria siempre está presente en Warzone, y por esto, lleva la ventaja sobre Fortnite. La simplicidad de Fortnite es hermosa, pero la profundidad de Warzone es más satisfactoria.

Otras diferencias

Hay algunas otras diferencias claves que hay que señalar antes de llegar a un veredicto. Fortnite tiene una clara ventaja porque está disponible en más plataformas. En gran medida prácticamente todos los dispositivos modernos de juegos imaginables son compatibles con Fortnite, como iOS, Android, PS4, PS5, Xbox One, Xbox Series S/X, PC y Nintendo Switch. Por otra parte, Warzone solo está disponible en PS4, Xbox One y PC. De manera que desde el punto de vista de la practicidad, es más fácil tener acceso a Fortnite ya que está disponible en más dispositivos. No son mencionar que Warzone tiene un tamaño enorme de instalación, volviéndolo más complicado.

Adicionalmente, el problema de las trampas en Warzone es tristemente célebre. La situación no ha mejorado, y Activision planea implementar un sofisticado sistema antitrampas para fines de 2021, pero mientras tanto sigue siendo algo que pudiera alejar a jugadores potenciales. Fortnite no es ajeno al problema de los tramposos, pero es menos común toparse con ellos.

Veredicto

Estos juegos son para públicos ligeramente diferentes. Uno está dirigido a todos los gamers mientras que el otro a jugadores más maduros. Desde un punto de vista general, Fortnite tiene la ventaja, con muchas más actualizaciones significativas y menos tramposos. Hay un gran atractivo en Fortnite, con referencias a tantos personajes populares de la cultura popular. Y es mucho más fácil acceder a Fortnite que a Warzone, debido al número de plataformas compatibles.

Cuál debes elegir depende de tus habilidades, gusto personal y las plataformas que tienes a tu disposición. Si te interesan más los juegos FPS, recomendamos Warzone. Si te gusta más incursionar en el área de las armas y no temes ver hojas de cálculo y quizá hasta hacer matemáticas, te recomendamos Warzone. Si solo buscas algo para jugar de vez en cuando sin tener que estar al tanto de la meta actual y otros factores, Fortnite podría ser para ti.

Ambos son fantásticos, ofreciendo experiencias inmensamente diferentes que vale la pena revisar.

Recomendaciones del editor