Detectan peligrosa falla en un cinturón de castidad electrónico

Los dispositivos electrónicos que se controlan a través de aplicaciones móviles dan para todo, incluso para los juguetes sexuales. Uno de ellos se llama Qiui Cellmate y es considerado el “primer cinturón de castidad masculino controlado por aplicación en el mundo”.

Increíblemente, el Qiui Cellmate —de fabricación china– se ha hecho muy popular y miles de usuarios lo han adquirido para atrapar su pene en él. Sus ocupantes permiten que un(a) compañero(a) de confianza pueda bloquear o desbloquear la cerradura a distancia mediante la app. La aplicación se comunica con la cerradura a través de una interfaz de programación de aplicaciones (API).

Pero existe un problema. La empresa inglesa de seguridad Pen Test Partners encontró una falla en el candado de castidad Qiui Cellmate, informó TechCrunch.

Qiui

Según la entidad investigadora, la API que permite el bloqueo permanente de la cerradura, y del miembro viril, se dejó abierta y sin contraseña, lo que permite que cualquiera pueda tomar el control total del dispositivo.

Debido a que la cerradura fue diseñada para trabarse con un anillo de metal debajo del pene del usuario, los expertos señalan que para liberarlo se requiere de un cortador de pernos de alta resistencia o de un esmeril angular.

Alex Lomas, investigador de Pen Test Partners, señaló en su blog que el dispositivo tampoco cuenta con una función de desbloqueo de emergencia. “Así que si estás encerrado no tendrás salida”, escribió.

TechCrunch menciona algunas reseñas de usuarios de la aplicación.

“La aplicación dejó de funcionar completamente después de tres días y estoy atascado”, señaló un ocupante.

Otro confesó: “ya se ha atascado dos veces al usarlo”.

Una vulnerabilidad en la aplicación Cellmate de Qiui permite que cualquier persona pueda controlar el aparato de forma remota. Qiui

Recomendaciones del editor