Galaxy Watch 4 vs. Fitbit Sense: ¿cuál es el mejor reloj deportivo?

Los relojes deportivos avanzan y cada vez agregan más especificaciones. El Galaxy Watch 4 es la versión que rivaliza con el Fitbit Sense en este apartado, aunque el smartwatch de Samsung incluye por primera vez Android Wear OS, el sistema operativo de sistema abierto de Google que alguna vez fue popular gracias a relojes como el Moto 360.

El Galaxy Watch 4 viene en tamaños de 40 y 44 mm, y versiones con y sin conectividad LTE; la más económica tiene un precio de $249.99 dólares. Por su parte, el Fitbit Sense solo cuenta con un modelo de un solo tamaño que cuesta $299.99 dólares y no incluye conexión móvil..

Diseño

El Galaxy Watch 4 mantiene el diseño deportivo de la serie Active, que Samsung renombró en 2021 con este dispositivo. Eso significa que el reloj mantiene su diseño circular y tiene dos botones físicos que nos permiten volver a la pantalla de inicio o activar diferentes funciones, aunque no posee el bisel giratorio característico de la versión más cara del reloj que este año se llama Galaxy Watch 4 Classic.

En comparación, el Fitbit Sense tiene un diseño cuadrado con bordes redondeados que lo hacen muy cómodo en la muñeca, además de que solo tiene un botón háptico.

El Fitbit Sense tiene una pantalla ligeramente más grande que el Galaxy Watch 4, aunque también cuenta con una menor resolución, algo que en ocasiones hace ver a su pantalla un poco oscura.

 

Funcionamiento

Ambos relojes tienen muchas funciones y sensores. Por un lado, el Galaxy Watch 4 incorpora monitorización del sueño continua mediante su sensor SpO2; incluso Samsung puede grabar tus ronquidos para ayudarte a entender mejor cómo estás descansando y darte un resultado a modo de puntuación.

Fitbit hace algo similar, aunque la función de grabación de ronquidos sigue en fase beta. Ambos relojes también incorporan sensores de medición de la frecuencia cardíaca y pueden hacerte un electrocardiograma. Eso sí, el Fitbit Sense destaca por su monitor EDA, que se encarga de recopilar diferentes variables durante el día y la noche para determinar cuál es tu nivel de estrés.

El Galaxy Watch 4 ahora funciona bajo la plataforma Wear OS, mientras que Fitbit sigue siendo fiel a su sistema operativo. A eso debemos sumar que el reloj de Samsung únicamente cuenta con Bixby como asistente virtual, mientras que el Sense posee Alexa y Google Assistant, así que puedes elegir.

Algo novedoso en el reloj de Samsung es la posibilidad de medir tu índice de composición corporal, mientras que Fitbit puede registrar la temperatura de tu cuerpo para entender mejor tu rendimiento diario.

En general, cuando entrenas ambos relojes te ofrecen acceso directo para elegir el tipo de ejercicio que realizas, además de que tienen la capacidad de determinar si has comenzado un entrenamiento para registrarlo posteriormente.

En mis pruebas, me pareció que la pantalla del reloj de Samsung y el diseño de su interfaz es mucho más amigable y menos rígida.

Usuario enseñando el Fitbit Sense

Batería

Uno de los puntos donde el Fitbit Sense le gana al Galaxy Watch 4 es la batería. El reloj de Fitbit ofrece hasta seis días gracias a su pantalla AMOLED de bajo consumo, aunque si enciendes el GPS de forma continua se reduce a 12 horas. En cambio, en mis pruebas el reloj de Samsung apenas me dio un rendimiento de un día y medio, aunque la empresa dice que puede durar hasta 40 horas.

En ambos casos puedes decidir tener la pantalla encendida siempre, lo que permitirá que puedes ver la hora de manera constante como en un reloj normal. De lo contrario, mantén la pantalla apagada y ahorra batería.

¿Cuál comprar?

Tanto el Fitbit Sense como el Galaxy Watch 4 son compatibles con Android y iOS. Si tienes dispositivos de Samsung, es conveniente que te decidas por el reloj de la misma empresa, ya que la compañía tiene una nueva tecnología que permite la interconectividad de todos sus gadgets para poder activar con mayor facilidad algunas funciones, entre ellas pasar de escuchar música en tu celular al reloj con tus Galaxy Buds 2, por ejemplo, sin que existe la necesidad de hacer ningún paso adicional.

En general, los dos relojes te darán buenas funciones, que incluyen las típicas de salud, además de sus aplicaciones, que son complementos excepcionales porque te permiten ver por completo tu desempeño. Sin embargo, Fitbit tiene más tiempo en la industria de los vestibles, por lo tanto, su app y tecnología de medición se han hecho ganadoras de la confianza de millones de usuarios.

Para tomar una decisión debes tener un detalle más en consideración: si quieres que tu reloj pueda instalar muchas aplicaciones populares como un Apple Watch Series 6, entonces deberás decidirte por el Galaxy Watch 4, ya que el reloj de Fitbit tiene una tienda de apps muy limitada, además de que ahora Wear OS de Samsung te permitirá tener apps populares como Calm, Strava, Spotify y otras que están por llegar. 

Recomendaciones del editor