Este chaleco creado por mexicanos brinda seguridad a los ciclistas

Cada día, más personas utilizan la bicicleta como su modo predilecto de transporte. Sin embargo, la tecnología no he avanzado mucho para proteger los cientos de ciclistas que deben conducir en medio de los autos y que están más expuestos a sufrir accidentes fatales.

Por eso, un grupo de los mexicanos José Bañuelos, José Alfredo Carsi Romero y Jorge Adrián Vizcayno García, estudiantes de la UNAM, crearon una solución que busca resolver los múltiples problemas que los ciclistas tienen al conducir y que ayudarían a garantizar una mejor comunicación entre ellos y los autos que vienen detrás.

Los ciclistas no son muy visibles cuando andan de noche por las calles. Hay varios aparatos que se le pueden poner a las bicicletas pero ninguno será tan visible como TUIBO.

TUIBO es básicamente un chaleco que viene en varios colores al cual se le puede insertar un aparato en forma de T, que además brindará todas las señales de tránsito que necesitas mostrar por medio de 72 luces LED, tal y como cuando vas conduciendo un auto.

Bien dicen que los ciclistas deben comportarse como autos y no como peatones, pero hasta ahora, no conocemos la primera bicicleta  que tenga direccionales incorporadas. Por eso, TUIBO te brinda la opción de indicar hacia qué lado vas a cruzar, utilizando unos botones que controlas a través del manubrio.

TUIBO protege el control con un forro y lo conecta al dispositivo en el chaleco por medio de Bluetooth. Pero además, también viene con unos sensores de aceleración que le indicarán al auto que va detrás, si estas frenando. Las luces traseras de tu chaleco titilarán.

Si utilizas el chaleco todos los días y se te ensucia, es muy fácil sacar la parte electrónica y lavarlo en la lavadora. Y si andas con un morral, el chaleco se puede expandir para que puedas ponerlo por encima del mismo, con el fin de que este no tape las señales del aparato. Y también, puedes pitar como si fueras en un auto o motocicleta, para llamar la atención de otros conductores si ves que algo va mal. La batería tiene una duración de 6 a 8 horas, dependiendo de qué tan frecuentemente utilices las direccionales y demás luces.

TUIBO se encuentra actualmente en campaña de micro financiación por Kickstarter. La contribución mínima es de $79 dólares para obtener el chaleco con luces traseras y luces automáticas de freno. La entrega aproximada es para diciembre de este año y harán entregas en todos los países del mundo.

Jorge Vizcayno, uno de los fundadores afirmó que si logran recolectar como mínimo 200,000 dólares, TUIBO podrá desarrollar otro tipo de características que podrán complementar muy bien la experiencia de los ciclistas a bordo de sus bicicletas. “Podríamos integrarnos con Google Maps de forma tal que el ciclista no tenga que mirar el celular para saber en dónde debe cruzar”, indica Vizcayno a Digital Trends.

Así que si quieres seguridad en la ruta siendo ciclista, esta será una de tus mejores opciones.

Recomendaciones del editor