¿Por qué llamamos al 911 cuando ocurre una emergencia?

Es muy probable que, si digitas 911 en tu teléfono móvil, se te comunique de inmediato con el servicio de emergencias del lugar donde vives.

Esto se debe a que el popular número implementado en Estados Unidos el 16 de febrero de 1968 también ha sido adoptado en más de 15 países.

Este 16 de febrero se cumplen 53 años desde que el 911 fue utilizado por primera vez. En aquella histórica jornada, el presidente de la Cámara de Alabama Rankin Fite llamó desde el Haleyville City Hall; el congresista Tom Bevill le respondió en la estación de policía de aquella ciudad.

Si bien el mensaje fue muy breve y solo consistió en un saludo (ambos dijeron hello), constituye un hecho histórico e inédito para aquella época.

Aquel aparato, un teléfono de color rojo brillante, se encuentra ahora en un museo en Haleyville, mientras que el teléfono duplicado está todavía en la comisaría.

¿Por qué 911?

En 1957, la Asociación Nacional de Jefes de Bomberos recomendó el uso de un solo número para reportar los incendios.

Años más tarde, en 1967, las autoridades de Estados Unidos determinaron que se estableciera este protocolo en todo el territorio, donde acordaron en conjunto con AT&T definir el 911.

Este número fue escogido por su brevedad y porque resultaba fácil para recordarlo y marcarlo en los teléfonos de disco. También porque nunca antes se había utilizado.

Hoy, el uso de este número está tan masificado que incluso se han hecho series documentales como Rescue 911 (Rescate 911), exitoso programa de los noventa conducido por el actor William Shatner (capitán Kirk en Star Trek).

También se han hecho películas en torno al trabajo de los operadores que responden a los llamados de emergencia.

Este número es considerado uno de los más fáciles de reconocer en el mundo y, además de Rescue 911, con regularidad aparece en varios productos de la cultura popular.

Junto con Estados Unidos, el 911 es usado actualmente en Argentina, Canadá, Costa Rica, El Salvador, Honduras, Ecuador, Panamá, Paraguay, Puerto Rico, República Dominicana, Uruguay, Venezuela y México, entre otros países.

Cabe recordar que este número es solo para emergencias y cualquier uso indebido puede constituir un delito, por lo menos en Estados Unidos.

Recomendaciones del editor