¿Olvidaste cancelar tu “prueba gratuita”? Con Mastercard, no debes preocuparte


Seguramente viste esas ofertas y comerciales que te ofrecen una muestra gratuita de algún producto, antes de que te comprometas a comprarlo. Parece ser una excelente manera de probar algo nuevo y sentirte cómodo antes de tomar una decisión, y aunque existen hace bastante tiempo, últimamente se ha visto una proliferación y se están convirtiendo en la nueva norma.

Sin embargo, a veces una inocente “prueba gratuita” puede convertirse, sin que lo sepas, en una costosa suscripción recurrente que es difícil de cancelar, y puede dejarte enganchado con pagos mensuales que son cargados a tu tarjeta, a los que supuestamente diste autorización cuando aceptaste el producto gratis. O por otra parte, tal vez sabías que te iban a cobrar después de -por ejemplo- un mes gratis de algún servicio de streaming, pero por distracción se te olvidó cancelar tu suscripción, y el siguiente mes te sorprende un cargo extra en tu tarjeta.

Obviamente, estas situaciones pueden ser frustrantes tanto para los consumidores como para sus bancos, y muchas entidades bancarias y crediticias han estado trabajando para lidiar con este tipo de ofertas (algunas de las cuales han sido reportadas como estafas). Mastercard es la primera que está poniendo un pie fuerte, introduciendo reglas que los comerciantes que ofrecen pruebas gratuitas deben seguir para una experiencia sin problemas para sus consumidores.

La solución es tan simple, que muchos se preguntan porqué no se implementó antes. A partir de ahora, se requerirá que los comerciantes obtengan la aprobación del dueño de la tarjeta al final de la prueba gratis, antes de comenzar a facturar cualquier otro pago recurrente.

Para esto, deberán enviar por correo electrónico o por mensaje de texto el monto de la transacción, la fecha de pago y el nombre del comerciante, junto con instrucciones explícitas sobre cómo cancelar una prueba. Además, todos los cargos que aparecen en la tarjeta ahora deben incluir el sitio web del comerciante, o el número de teléfono de la tienda donde se realizó la compra.

Las ofertas de prueba gratuitas pueden ser una forma legítima y útil de aumentar las ventas y mejorar la satisfacción del consumidor. Por eso, estas nuevas reglas quieren ayudar a aumentar la transparencia y garantizar una mejor experiencia para quienes usan tarjetas de crédito. No sería de extrañarse que otras entidades pronto implementen reglas similares. Te mantendremos informado.

Recomendaciones del editor