Investigadores logran leer una carta de 300 años sin abrirla

Un equipo internacional de investigadores consiguió leer una carta secreta de la Europa del siglo XVII sin romper su sello ni dañarlo de ninguna forma.

Los científicos se apoyaron en un escáner de rayos X usado en la investigación dental para poder leer el contenido de la carta, la que había sido doblada de forma segura y que ha permanecido sin abrir durante 300 años.

UCL.

¿Cómo lo hicieron?

Para este fin, utilizaron el escáner de microtomografía de rayos X de alta sensibilidad, que fue desarrollado en un laboratorio de la Universidad Queen Mary de Londres.

Usaron el artefacto para escanear un lote de cartas sin abrir proveniente de un baúl postal del siglo XVII repleto de correo no entregado.

Quienes enviaron las cartas las habían cerrado utilizando el bloque de letras, una práctica común aplicada para la comunicación segura antes de que se empezaran a desarrollar los sobres modernos.

Hasta ahora, estas cartas solo podían ser leídas y estudiadas al cortarlas, lo que a veces terminaba por dañar los documentos históricos.

El contenido leído reveló una carta fechada el 31 de julio de 1697. Incluye una solicitud de alguien llamado Jacques Sennacques dirigida a su primo Pierre Le Pers, un comerciante francés de La Haya.

En el texto se envía una copia certificada de un aviso de muerte para alguien que se llamaba Daniel Le Pers.

Los investigadores valoran la visión de aquella época que entregan estos documentos, en especial las preocupaciones de las personas en medio de un periodo convulsionado de la historia de Europa.

“Es increíble pensar que un escáner diseñado para observar los dientes nos haya llevado tan lejos”, afirma el profesor Graham Davis, de la Universidad Queen Mary de Londres.

Recomendaciones del editor