Cerdo y salchichas libres de carne, lo último de Impossible Foods

Impossible Foods arremete en CES 2020 con carne de cerdo y salchichas vegetales

Con cinco años en el mercado, la hamburguesa vegetal de Impossible Foods logró fama y reconocimiento en 2019, cuando la cadena Burger King la añadió en su menú y se ganó un lugar entre las 100 Mejores Innovaciones del año en la categoría “Alimentos y Bebidas” de la revista Time.

Otro hito fue su visita a la feria Consumer Electronics Show (CES) en 2019, donde mostró una versión optimizada de su célebre producto. En 2020, ha regresado a Las Vegas con novedades en grande: carne de cerdo y salchichas elaboradas sin proteína animal.

“Impossible Pork es una carne deliciosa y nutritiva hecha de vegetales, producida con una pequeña fracción del impacto ambiental respecto de la carne de cerdo derivada de animales”, aseguró la firma.

El producto es libre de hormonas animales, antibióticos y colesterol y es idóneo para cualquier plato que contenga cerdo molido, incluidos rollitos de primavera, verduras rellenas, albóndigas, wontons y salchichas, complementó Impossible Foods.

Impossible Foods Impossible Pork CES 2020

Considerando una porción de 4 onzas (113 gramos), aporta 220 kcal (versus 350 kcal del cerdo), 13 gramos de grasa total (32 g) y 7 g de grasas saturadas (11 g). Eso sí, más que quintuplica la cantidad de sodio (420 mg) y casi triplica la de hierro (2.7mg).

Por su parte, Impossible Sausage fue calificada como una “salchicha de carne jugosa y sabrosa” que “combina perfectamente con los acompañamientos tradicionales del desayuno o se roba las miradas como un manjar en el centro del plato en cualquier comida”.

Se trata de un producto presazonado, sin colesterol, gluten, hormonas animales ni antibióticos, además de reducido en componentes nocivos para la salud.

Una porción de 2 onzas (57 gramos), exhibe menos calorías (130 frente a 220 kcal), grasa total (9 versus 21 g) y grasas saturadas (4 en comparación a 7 g). No obstante, contribuye con similares índices de sodio y proteína.

Ambos productos fueron ideados para cumplir con las certificaciones kosher y halal, exigidas por las religiones judía y musulmana, respectivamente.

Entre los ingredientes comunes, se hallan agua, concentrado de proteína de soja y aceite de girasol. Impossible Foods declaró que tienen menos de 2 por ciento de elementos como sal, extracto de levadura, dextrosa cultivada y almidón modificado, entre otros.

Impossible Foods Impossible Pork CES 2020
Will Nicol / Digital Trends

Primeras impresiones

La Impossible Burger era insuperable, tanto que Digital Trends le entregó el premio a la Mejor Tecnología en CES 2019. Con ese antecedente sobre la mesa, Impossible Foods eligió un recorrido por la cocina asiática para la presentación de Impossible Pork, sirviendo katsu, shumai, bollos char siu, albóndigas, fideos dan dan y banh mi.

Para el reportero Will Nicol, el menú internacional “mostró no solo lo delicioso del cerdo falso, sino que también la facilidad con la cual se integra en cualquier receta”.

El ingrediente secreto de la empresa con sede en Redwood City, que permitió que su hamburguesa “sangrara” como si fuera realmente de carne, es el hemo, una molécula rica en hierro que le da sabor a la carne. También se encuentra en las plantas, y al diseñarlo a partir de la soya, pudi replicar el sabor de la carne.

A diferencia del vacuno, el cerdo tiene un sabor más suave, por lo que otros factores, como la textura, son cruciales. En ese sentido, Impossible Pork emula perfectamente la sensación aterciopelada del real, gracias al aceite de coco.

“El shumai llegó descansando en una piscina poco profunda de sus propios jugos y su sabor explotó en la boca (…) Incluso el color del cerdo estaba impecable. La rebanada de banh mi reveló un esperable color gris rosado”, relató Nicol.

Y agregó: “Habiéndome atiborrado de todos los aperitivos, no tuve dudas sobre la calidad del producto. En sabor, textura y apariencia, era una copia perfecta de la carne de cerdo. Y dado que el objetivo de la compañía es eliminar la necesidad de carne real, está en el camino correcto”.

Uno de los escollos sigue siendo el precio. Impossible Burger cuesta más que la carne molida de res: el paquete de 12 onzas (340 gramos) se vende por $8.99 dólares. ¿Qué pasará con Impossible Pork, considerando que una libra (455 gramos) de carne molida de cerdo ronda los $4 dólares en el supermercado?

*Actualizada el 7 de enero de 2020 con imágenes y primeras impresiones de Impossible Pork

Recomendaciones del editor