Skip to main content

Artista inglés quema su obra física para glorificar al NFT

Una especie de manifiesto realizó el artista inglés Damien Hirst, quien quemó más de 1,000 obras físicas de su catálogo en la Newport Street Gallery de Londres, para reemplazarlas por 10,000 piezas en NFT.

Cada ficha no fungible corresponde a una pintura física con sus característicos puntos multicolores, hechos de pintura de esmalte en papel hecho a mano. Las piezas estaban disponibles inicialmente por $ 2,000.

«Mucha gente piensa que estoy quemando millones de dólares en arte, pero no lo estoy, estoy completando la transformación de estas obras de arte físicas en nfts quemando las versiones físicas», escribió Hirst en un pie de foto de Instagram. «el valor del arte digital o físico, que es difícil de definir en el mejor de los casos, no se perderá, se transferirá al nft tan pronto como se quemen».

Un año después de comprar una pieza de «The Currency», los coleccionistas tuvieron que tomar una decisión. Podían tomar la pintura, lo que significa que perderían el NFT, o aferrarse al NFT, lo que significa que la pintura se quemaría.

Los compradores se dividieron casi en partes iguales en sus decisiones, con 5.149 optando por cambiar su NFT por la pintura original y 4.851 eligiendo el NFT. Las piezas se exhiben en la Newport Street Gallery de Londres y se quemarán durante la feria de arte Frieze London, que se celebra del 12 al 16 de octubre.

Muchos comentarios en la publicación de Instagram de Hirst sobre la quema fueron críticos. «De cualquier manera, todo se trata del dinero», escribió un usuario. «Interesante estrategia de maximizar la huella de carbono para esta colección», escribió otro.

Recomendaciones del editor