COVID-19: así operará el rastreo de móviles en España

Al igual que China y Corea del Sur, en España también se acometerá un estudio de la movilidad de los teléfonos móviles de la población. Su fin, como en esos otros países, será realizar un seguimiento de esos movimientos para poder tomar medidas con las que contener el coronavirus. Esta investigación, llamada DataCOVID, se prolongará durante todo el confinamiento y hasta que se restablezca la normalidad. Así, serán las operadoras de telefonía quienes proporcionen esos datos, que serán agregados y anónimos. No se manejarán datos personales.

El estudio se efectuará en todo el territorio español, que se dividirá en 3,200 áreas de movilidad. De esta manera, los investigadores podrán identificar “agrupaciones de población de entre 5.000 y 50.000 habitantes. Los datos de posición analizados permitirán tener una muestra más de 40 millones de teléfonos móviles en toda España”, explica el gobierno español en un comunicado.

El Instituto Nacional de Estadística (INE) será el organismo encargado de monitorizar la movilidad, tal y como hace ya con otros movimientos poblacionales. Al trabajar con datos anonimizados y agregados, esta medida respetará las legislaciones española y europea en materia de protección de datos. “El objetivo es analizar el efecto de las medidas sobre la movilidad de la población, identificando si aumentan o disminuyen los desplazamientos entre territorios o si hay zonas en las que hay una mayor concentración de población, para contribuir a una mejor toma de decisiones en la gestión de la emergencia sanitaria”.

“Con DataCOVID se podrá conocer si tras la entrada en vigor de las medidas de distanciamiento social aumentan o disminuyen los movimientos de la población entre territorios, si hay áreas con una mayor aglomeración o afluencia o si hay zonas con una alta concentración de población en relación a su capacidad sanitaria”, especifica el comunicado.

No es la primera vez que se realiza una acción similar. En noviembre de 2019, también con los datos facilitados por las operadoras, comenzó un estudio con el que el INE analiza los flujos de desplazamiento con fines estadísticos mediante big data.

Asimismo, la app encargada por el Ministerio de Sanidad para la autoevaluación de las personas que piensa que pueden estar infectadas por el COVID-19, también aportará datos sobre la movilidad de los usuarios por geolocalización, para verificar que se encuentran en la comunidad autónoma que ha comunicado a través de la app.

Esta app se inspira en la utilizada por Corea para contener la expansión del virus, con grandes resultados, aunque en España no haya llegado a tiempo para frenar su expansión. Por su parte, la Comunidad de Madrid ya ha lanzado su propia app de autoevaluación.

La Secretaría de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial de España también prepara un chatbot que atenderá consultas sobre el coronavirus a través de una web o aplicaciones de mensajería instantánea, pero todavía se encuentra en desarrollo.

*Actualizada el 3 de abril de 2020 con detalles del gobierno español

Recomendaciones del editor