Twitter se inunda de bots tras el estallido social en EEUU

Tras el asesinato de George Floyd, múltiples ciudades de Estados Unidos se convirtieron en escenario de protestas callejeras. Inspirado en el lema “Black Lives Matter”, el malestar ciudadano también se ha reflejado en las redes sociales, que han experimentado un aumento en su actividad.

Sin embargo, una investigación realizada por Kathleen Carley, una profesora de ciencias de la computación en la Universidad Carnegie Mellon, determinó que entre 30 y 49 por ciento de las cuentas de Twitter que se refieren a la situación podrían ser bots.

En los últimos cinco días de mayo, 625,375 tuits y 413,900 usuarios fueron sospechosos de actividad no auténtica, informó Digital Trends.

“Carley también notó que los bots parecían estar difundiendo diferentes narrativas que los humanos, por ejemplo, hablando y pretendiendo ser parte del movimiento Antifa”, reseñó el mismo medio.

Según la académica, “estamos viendo a los bots sacar a relucir las protestas de Hong Kong en contextos en que un humano no lo haría. De la misma manera, mencionan cuestiones relacionadas con (el presidente de Estados Unidos) Donald Trump y diferentes políticos que una persona tampoco haría”.

Twitter se llena de bots tras el estallido social en EEUU
Adrienn/ Pexels

El sitio especializado Bot Sentinel también reportó “un aumento en la actividad no auténtica de las cuentas que ya estaban activas y también nuevas cuentas creadas en los últimos días”.

“La mayoría de las cuentas promocionaban campañas de desinformación y teorías conspirativas, incluidas afirmaciones falsas de que el multimillonario George Soros estaba financiando las protestas y que el asesinato de George Floyd fue un engaño”, explicó a Digital Trends el fundador y CEO de la firma de seguimiento de bots, Christopher Bouzy.

“La desinformación se extiende a ambos lados del espectro político, pero con respecto a las protestas, es abrumadoramente unilateral y dirigida a los conservadores y partidarios de Trump”, comentó.

Para Oumou Ly, del Centro Harvard Berkman Klein, la mayor parte de la desinformación parece provenir de la extrema derecha.

“El entorno de información en línea es muy asimétrico. La derecha participa más a menudo y de manera más sostenida en la difusión de la desinformación porque tiene más que ganar políticamente con ella. Es parte de su estrategia política”, sentenció.

Especialmente violentos han sido los miembros de un movimiento llamado Boogaloo, un término usado por fanáticos de extrema derecha para incitar el conflicto racial o una segunda guerra civil en Estados Unidos, agregó Digital Trends.

“Se han vuelto más activos. Si estuviera haciendo un análisis de redes sociales, diría que (a los tweets de extrema derecha) lo que los une Boogaloo. Están muy enojados con la gente de raza negra”, reflexionó Mutale Nkonde, miembro de Berkman Klein y el Laboratorio de la Sociedad Civil Digital de Stanford.

Recomendaciones del editor