Skip to main content

Elon Musk y Twitter: cada vez más cerca de Succession

Elon Musk tiene claras intenciones de apoderarse de Twitter, al menos así lo demuestran sus más recientes acciones. Hace algunos días, el magnate adquirió 9.2 por ciento de la compañía en una transacción que le costó $2,900 millones de dólares. Sin embargo, al parecer esto no fue suficiente, porque el empresario ahora quiere la plataforma de microblogueo en su totalidad.

Musk, en una carta enviada a los inversores, deja al descubierto su intención de comprar 100 por ciento de Twitter. En el documento, presentado ante la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos, el CEO de SpaceX ofrece $43,000 millones de dólares.

I made an offer https://t.co/VvreuPMeLu

— Elon Musk (@elonmusk) April 14, 2022

Lo interesante es que Elon Musk señala en la carta que es su “mejor y última oferta y, si no se acepta, tendría que reconsiderar mi posición como accionista”, lo que ha motivado que surjan varias teorías por parte de quienes analizan esta estrategia.

Luego de adquirir 9.2 por ciento de Twitter, el sudafricano se transformó en el principal accionista de la empresa. En ese momento, Musk compartió sus deseos de formar parte de la junta directiva, algo que finalmente no ocurrió.

Getty Images

Adquisición hostil

Según un informe publicado por la revista Fortune, el consejero delegado de Tesla podría considerar una adquisición hostil de Twitter luego de rechazar ingresar al consejo de administración de la plataforma social. Una adquisición hostil se realiza cuando se pretende comprar una empresa, pero no se cuenta con el consentimiento de quienes la dirigen.

Es posible que muchos fanáticos de la series recuerden este concepto de Succession, el exitoso drama de HBO donde ha quedado demostrado que los principales interesados en una adquisición pueden optar por una compra hostil al adquirir una participación suficiente en la compañía, o bien mediante alianzas con otros interesados, lo que permitiría obtener una participación de control.

Según Fortune, si Musk hubiera aceptado ingresar a la junta directiva, hubiera tenido un límite máximo de 14.9 por ciento de Twitter. El hecho de haber rechazado esa opción le deja abierta la posibilidad de optar por una adquisición hostil.

¿Qué puede hacer Twitter?

El lío entre ambas partes de nuevo se acerca a Succession. Si Musk elige la compra hostil, Twitter podría reducir artificialmente el costo de las acciones para que así los accionistas puedan comprar más acciones a menores precios, lo que les permitiría defenderse ante una adquisición. Quienes hemos visto la serie de HBO, sabemos que esta estrategia se conoce como “píldora de veneno” en el ámbito de los negocios.

Pese a las amenazas de Elon Musk, esta trama aún está lejos de resolverse. Una cosa es clara: el magnate está decidido a quedarse con el 100 por ciento de Twitter y parece no estar dispuesto a aceptar otras opciones. La resolución de esta historia es incierta y nos mantiene a todos expectantes, tal como si se tratara de una serie de televisión.

Recomendaciones del editor