Skip to main content

Vivir a costa de otros: el oscuro ecosistema de las apps parásito

¿Pagarías por una aplicación que promete “liberarte” de todos los elementos accesorios de Facebook o que te permite automatizar las cuentas que sigues en Instagram? Estos solo son dos ejemplos de las miles de aplicaciones parásito disponibles en las tiendas de iOS y Android.

Las apps parásito son aquellas que surgen al alero de las grandes redes sociales como Facebook, Twitter o Instagram, pero que son desarrolladas por terceros para ofrecer servicios, muchas veces absurdos o innecesarios, al obtener ingresos de la publicidad o a cambio de un pago (único o mensual).

Las apps de terceros no son malas por naturaleza. Tienen una variedad de usos productivos, entretenidos e informativos. A modo de ejemplo, algunas como Hootsuite y Buffer permiten administrar varias cuentas de redes sociales al mismo tiempo.

Qué son las apps de terceros

Jóvenes viendo una transmisión en vivo. Concepto de redes sociales.
En términos simples, las aplicaciones originales son las creadas y distribuidas por el fabricante de un dispositivo o software, mientras que las de terceros son las desarrolladas por agentes externos.

A modo de resumen, estos son los tres tipos:

  • Las creadas para tiendas de aplicaciones como Play Store de Google o App Store de Apple, que siguen los criterios de desarrollo requeridos por estas.
  • Las que se ofrecen en tiendas de aplicaciones no oficiales o sitios web externos.
  • Las que se conectan con otro servicio (o aplicación) para brindar funciones o acceder a la información del perfil.

Un mercado oscuro

Aunque todas las redes sociales fijan criterios para que terceros se conecten con sus servicios a través de API, y que adicionalmente Google y Apple establecen sus propias pautas para las apps que se publican en sus tiendas, no hay datos que permitan conocer con precisión la realidad de este mercado.

Una búsqueda rápida en la plataforma AppAgg permitió descubrir que existen más de 100,000 aplicaciones que viven bajo el alero de las principales redes sociales y que una parte importante de ellas ofrece servicios de pago, en algunos casos innecesarios o absurdos.

Facebook es la que reúne la mayor cantidad de apps, tanto gratuitas como pagadas, en iOS y Android. Más atrás aparecen Twitter e Instagram, seguidos de un todavía poco desarrollado mercado en torno a TikTok.

Un elemento que llamó la atención fue el creciente número de aplicaciones surgidas alrededor de Clubhouse. Porque aunque la red social de voz solo está disponible para dispositivos iPhone, ya hay apps que prometen mejorar su utilidad en Android.

Plataforma Android iOS
Total de apps Apps pagadas Total de apps Apps pagadas
Facebook 38,030 1,235 24,170 1,451
Twitter 20,646 888 15,150 1,207
Instagram 11,752 390 7,618 763
TikTok 2,561 14 466 38

Entre las aplicaciones más habituales, se encuentran las que ofrecen servicios como:

  • Conocer quién te ha dejado de seguir/eliminado como contacto.
  • Ganar seguidores/interacciones/sugerir hashtags.
  • Importar/exportar contactos.
  • Descargar videos o fotografías.
  • Editar fotografías con dimensiones específicas para cada plataforma.
  • Generar emojis o textos personalizados.
  • Informes y análisis sobre interacciones.

Cuáles son los riesgos

Algunos servicios o aplicaciones prohíben el uso de apps de terceros por razones de seguridad. Y es que cada vez que acceden a información de un perfil u otro antecedente de una cuenta, siempre existe el riesgo de que estos datos se puedan usar con otros fines.

Sin embargo, no siempre es así. Hay múltiples informes de aplicaciones que han sido usadas para acceder a información personal de los usuarios. Por eso siempre es recomendable revisar las calificaciones y los antecedentes del desarrollador antes de instalar.

Las apps de terceros que se ofrecen a través de tiendas no oficiales o sitios web externos son las más peligrosas, porque no han pasado por una revisión de seguridad de las redes sociales ni de las propias tiendas de los proveedores del dispositivo.

El uso de aplicaciones de terceros no es ilegal. Sin embargo, si las condiciones de uso de un servicio o aplicación establecen que las aplicaciones de terceros no están permitidas, intentar usar una para conectarse podría resultar en el bloqueo o la desactivación de una cuenta.

Recomendaciones del editor