Skip to main content

¿Qué es la viruela del mono y por qué causa alarma?

En Europa están alarmados porque una extraña infección que se creía controlada a vuelto a generar brotes en la población: se trata de la llamada viruela del mono.

Una enfermedad endémica de África que hasta ahora, la viruela del mono solo se había detectado en cuatro países fuera de África: el Reino Unido, Estados Unidos, Israel y Singapur, todos los cuales tenían vínculos con Nigeria y Ghana. Pero ahora además se detectó en España y Portugal.

Se ha contagiado por vía sexual y entre hombres principalmente, ya que se vincula a contactos muy estrechos entre humanos o contactos con animales como primates y ardillas.

El primer caso humano se registró en 1970 en la República Democrática del Congo y la infección se ha notificado en varios países de África central y occidental desde entonces.

El virus de la viruela del mono pertenece al género Orthopoxvirus de la familia Poxviridae. El género Orthopoxvirus también incluye el virus de la variola (que causa la viruela), el virus vaccinia (utilizado en la vacuna contra la viruela) y el virus de la viruela bovina.

La viruela del mono comienza con fiebre, dolor de cabeza, dolores musculares y agotamiento. La principal diferencia entre los síntomas de la viruela y la viruela del mono es que la viruela del mono hace que los ganglios linfáticos se hinchen (linfadenopatía) mientras que la viruela no. El período de incubación (tiempo desde la infección hasta los síntomas) para la viruela del mono suele ser de 7 a 14 días, pero puede variar de 5 a 21 días. Dentro de 1 a 3 días (a veces más) después de la aparición de fiebre, el paciente desarrolla una erupción, que a menudo comienza en la cara y luego se extiende a otras partes del cuerpo. Dura de dos a cuatro semanas.

El virus ingresa al cuerpo a través de la piel rota (incluso si no es visible), el tracto respiratorio o las membranas mucosas (ojos, nariz o boca). La transmisión de animal a humano puede ocurrir por mordedura o rasguño, preparación de carne de animales silvestres, contacto directo con fluidos corporales o material de la lesión, o contacto indirecto con material de la lesión, como a través de ropa de cama contaminada. Se cree que la transmisión de persona a persona ocurre principalmente a través de grandes gotitas respiratorias. Las gotitas respiratorias generalmente no pueden viajar más de unos pocos pies, por lo que se requiere un contacto cara a cara prolongado. Otros métodos de transmisión de persona a persona incluyen el contacto directo con fluidos corporales o material de lesiones, y el contacto indirecto con material de lesiones, como a través de ropa o ropa de cama contaminada.

Según la CDC de Estados Unidos «actualmente, no existe un tratamiento probado y seguro para la infección por el virus de la viruela del mono. Con el fin de controlar un brote de viruela del mono en los Estados Unidos, se pueden usar vacunas contra la viruela, antivirales y inmunoglobulina vaccinia (VIG)».

Recomendaciones del editor