Oppo Band: buena, pero incompleta

Oppo Band
Oppo Band: buena, pero incompleta
“La Oppo Band es una pulsera de buen diseño y rendimiento, pero no tiene todo lo que necesita para competir con rivales tan fuertes como Mi Smart Band de Xiaomi o la Mi Band 6 de Xiaomi”
Pros
  • Ligera.
  • Diseño original.
  • Medición de la saturación de oxígeno en sangre.
Cons
  • Pocos modos deportivos.
  • Batería justa.
  • No tiene certificación de resistencia a agua y polvo.

Oppo es una empresa consolidada en el mercado de los teléfonos móviles, pero en lo relativo a los wearables es casi casi amateur. Recién lanzó al mercado unos auriculares, un reloj inteligente y una pulsera cuantificadora. Tuve oportunidad de probar esta última, llamada Oppo Band, dispositivo que, te adelanto, cumple con lo esperado para su precio.

La pulsera llegó al mercado en las versiones Sport y Style. Aunque analicé la segunda, solo se diferencia de la Sport por el diseño de su correa. Si quieres saber cómo se comporta este dispositivo en el día a día, sigue leyendo.

Diseño: cómoda, pero insegura

La Oppo Band es una pulsera muy ligera, con un peso de solo 10.3 gramos (sin contar la correa); es cómoda porque apenas notas que la llevas puesta. Además, tampoco sobresale demasiado, por lo que no se engancha el meter la mano en el bolsillo o en el bolso.

Oppo Band

El modelo Style tiene una correa bastante distinta a la que solemos ver en este tipo de vestibles: no es de silicona, que la fija con seguridad a la muñeca, sino que el dispositivo se sujeta a un pequeño marco con pestañas. La correa es original y personalmente el diseño me gusta mucho, pero el cierre es un tanto inseguro (se me soltó varias veces), por lo que es fácil perderla si no tienes cuidado. Lo bueno es que el dispositivo incluye una correa Sport en la caja, mucho más segura, pero menos original.

Otra característica importante es que la Oppo Band no tiene ningún botón físico en su cuerpo, por lo que todas las acciones debemos llevarlas a cabo mediante su pantalla táctil AMOLED de 1.1 pulgadas a color y de 126 x 294 pixeles de resolución. Esto no es ningún inconveniente, pues la pantalla no solo se ve nítida, sino que responde de forma rápida y concisa cuando la pulsamos o deslizamos el dedo sobre ella. El único aspecto negativo es el tamaño del texto en las notificaciones: demasiado pequeño incluso para alguien con buena visión.

Medición de constantes

Esta pulsera es compatible tanto con teléfonos Android como iPhone. Para emparejarla, solo tienes que descargar la app HeyTap Health de Oppo en la tienda de aplicaciones que corresponda.

Oppo Band

Como decía líneas más arriba, la pantalla responde muy bien, por lo que navegar por los menús es tan sencillo como deslizar el dedo de arriba a abajo, de izquierda a derecha o dando toques. Las funciones disponibles son actividad diaria, deporte, frecuencia cardíaca, SpO2 (nivel de oxígeno en la sangre), dormir, respiración, tiempo, herramientas, ajustes y mensajes.

Si quieres dejar de recibir notificaciones, puedes hacerlo manualmente desde los ajustes (no tiene un modo dedicado en la pantalla principal como otros wearables) o activa el “modo inteligente”, que a su vez habilita el modo “no molestar” cuando detecta que te dormiste.

En cuanto a la medición de constantes vitales (frecuencia cardíaca y saturación de oxígeno), estas me parecieron bastante precisas, pues al compararlas con las que ofrece el Apple Watch Series 6 los resultados fueron similares, sin oscilaciones ni cambios llamativos.

Por otro lado, la Oppo Band te permite medir la saturación de oxígeno en la sangre mientras duermes de manera, una opción que, además de gastar mucha batería, no es del todo precisa, ya que durante el sueño nos movemos, lo que puede dar pie a una lectura errónea. En cualquier caso, recuerda que ningún dispositivo de estos tiene un grado médico.

Registros deportivos un poco escasos 

Como todas estas pulseras, la Oppo Band nos ofrece modos deportivos para medir el rendimiento de nuestra actividad. Eso sí, solo registra 12 deportes, por lo que se queda detrás de otras pulseras como la Mi Smart Band de Xiaomi.

Oppo Band

Por otro lado, los informes son un poco escasos, ya que apenas determinan las calorías quemadas, la duración del ejercicio, la distancia recorrida, la cadencia y la frecuencia cardíaca. En resumen, se trata de un dispositivo para un usuario medio, pero que se queda corto si buscamos llevar un control detallado de nuestro rendimiento deportivo.

En cuanto a la autonomía, esta también me pareció un poco justa, pues con un uso normal, pero teniendo activadas, el monitoreo del ritmo cardíaco y de SpO2 en tiempo real no llegó ni a los tres días.

Conclusión

La Oppo Band es una pulsera con buen diseño y rendimiento, pero no tiene todo lo que necesita para competir con rivales como la Mi Smart Band o la Mi Band 6, ambas de Xiaomi. Por su precio (69 euros), me hubiera gustado que tuviera más autonomía, así como unos modos deportivos más completos. En términos generales, el dispositivo cumple con lo que ofrece sobre el papel.

Oppo Band

Recomendaciones del editor