DT en Español podría recibir una comisión si compras un producto desde el sitio

Revisión: The Legend of Zelda Skyward Sword HD, volando bajo

Una imagen de The Legend of Zelda Skyward HD
Revisión: The Legend of Zelda Skyward Sword HD, volando bajo
Pros
  • Gráficos a sólidos 60 fps
  • Esquema de control con botones
Cons
  • Los esquemas de control son confusos
  • Calabozos con un diseño simplón
  • Un mundo desértico

Semanas antes del estreno de The Legend of Zelda: Skyward Sword HD escuché a alguien decir que era el peor juego de la serie. Seguro que el señalamiento es debatible y no dudo que alguien lo tenga entre sus favoritos, pero comencé a hacer memoria e intenté recordar si había algo memorable de cuando lo jugué durante su estreno original en 2011 y que no fuera que se controlaba con el Wii Mote de forma, digamos, peculiar.

Claro, recordaba los pájaros tipo albatros, que el juego ocurría en unas islas aéreas y hasta el jefe final, pero lo hacía por pura memoria. Curiosamente, no hace mucho terminé la reedición del clásico Link’s Awakening, que jugué a destiempo (tenía cinco años cuando se estrenó), pero que igual marcó mi vida como videojugador por sus personajes caricaturizados, sus calabozos fantásticos y su historia.

Una imagen de The Legend of Zelda Skyward HD
El cielo de Neburia es amplio, pero no hay mucho que hacer.

Entonces, ahora que volví a jugar Skyward Sword con su remasterización para Nintendo Switch me di cuenta de por qué no tengo gratos recuerdos de este Zelda. Después de avanzar en la historia no encontré personajes memorables, pero sí algunos que me parecieron infumables, los calabozos —en especial el segundo— me resultó una broma (¡es muy sencillo!) y los escenarios a explorar son pasillos desérticos. Y no siento que mi experiencia de juego esté marcada por el rasero de Breath of the Wild, sino que simplemente, si comparamos un juego lineal (en su diseño) como Majora’s Mask con Skyward Sword, dudo mucho que exista alguien que diga que se la pasó mejor en Neburia que en Termina. Y, encima de que Skyward Sword me parece uno de los Zeldas más desangelados —sino es que el más—, tiene unos controles que incluso con su reedición son confusos y molestos.

Botones que no sirven para nada

Me encanta mi Nintendo Switch porque puedo coexistir con mi esposa en la sala mientras ella ve la serie de novedad en Netflix y yo pruebo un videojuego, así que, primordialmente, uso mi Switch como una portátil para jugar en casa. Por eso mi primera opción para jugar The Legend of Zelda Skyward Sword HD fue utilizar el esquema de control de “solo botones”, una de las adiciones de la reedición. Comencé a correr, rescaté a un animalito de una azotea y todo iba bien. Entonces llegó el momento de probar la cámara libre, que se controla con la palanca derecha. Resultó que para controlar la cámara tengo que dejar presionado el botón L. No es un requerimiento terrible, pero rápido me vi moviendo solo el stick sin presionar el botón L.

Es confuso porque diría que 99 por ciento de los juegos modernos utiliza la palanca derecha para controlar la cámara. No entendía por qué Nintendo había tomado esa decisión hasta que llegó el momento de utilizar la espada. Para dar espadazos en Skyward Sword HD hay que utilizar el stick derecho. Olvídate del botón X o Y, no vas a blandir tu espada con esos, sino con la palanca. Es extraño, pero es así.

Una imagen de The Legend of Zelda Skyward HD
Con los controles de movimiento blandes tu espada.

Claro, la decisión tiene cierto sentido si se considera que en la versión original del juego los espadazos los dabas al blandir tu mano con el Wii Mote. Todavía confundido por el botón L y los espadazos con la palanca derecha, fui al menú de opciones en busca de alguna forma de configurar el juego a mi gusto. Olvídalo, es un juego de Nintendo, ellos te dicen cómo jugar, no tú a ellos.

Seguí avanzando y pensé si lo de la espada y la cámara no se habría podido resolver de otra forma. ¿Y si se hubieran habilitado los botones X y Y para dar espadazos verticales y horizontales? Digo, después de todo, no tienen ninguna función en el juego. También, ¿y si hubieran habilitado lo de dejar presionado el botón L para controlar la espada con el stick para esas situaciones tan particulares en las que hay que dar, por ejemplo, un espadazo con una inclinación de 42 grados para cortar una soga? Tal vez así se habría logrado que la cámara se controlara libremente con la palanca derecha como en la gran mayoría de los juegos, ¿no? Bueno, solo es una idea, Nintendo, tal vez debería participar en tus grupos focales.

Después de mi experiencia agridulce con el nuevo esquema de “solo botones” quise probar Skyward Sword HD con los controles de movimiento. Tomé los Joy-con y comencé a jugar. Cuando eliges la opción de jugar con los controles de movimiento, la cámara se controla libremente con la palanca derecha; no hace falta presionar el botón L, así que todo es mucho más intuitivo. Sobre los espadazos, nunca me emocionó mover mi mano para simular que blandía una espada, así que hacerlo con los Joy-con tampoco me emocionó.

En general me sentí más cómodo jugando Skyward Sword HD con los controles de movimiento, hasta que llegó el momento de jugar boliche con las bombas. Hay una mecánica en el juego en la que debes arrojar las bombas como si fueran bolos. Me pareció un desastre. Recuerdo que cuando jugué Skyward Sword en 2011 lo hice de pie, así que no recuerdo frustrarme al mover el Wii Mote como si fuera una bola de boliche. Ahora no quiero jugar de pie, quiero disfrutar del videojuego sentado en mi sillón, y como que mis Joy-con nunca entendieron el movimiento que quería hacer.

La otra mecánica es aventar las bombas como si fueran balones de básquetbol, con esa no tuve tantos problemas, pero cada que levantaba mi mano mis gatos, que suelen sentarse junto a mí cuando juego, pensaban que quería jugar con ellos porque uso los Joy-con con las correas. Entre las bombas boliche que no pude lanzar y mis gatos, terminé por cambiar al confuso esquema de “solo botones”.

Una imagen de The Legend of Zelda Skyward HD
El boliche de bombas desató mi frustración.

Al menos se ve bonito

Pienso en mi experiencia general con Skyward Sword HD. Que me parezca un Zelda flojo no significa que el juego sea terrible. Hubo momentos que disfruté genuinamente, como la búsqueda del demonio que presuntamente rapta a una niña y que tiene el característico sello de situaciones raras por las que es famosa la serie. Y también, técnicamente, Skyward Sword HD es genial. Los gráficos van a 60 cuadros por segundo prácticamente en todo momento y el estilo de gráficos como pintados con acuarela hace que el juego luzca muy bonito.

Sin embargo, cuando vuelo por los cielos de Neburia y miro a mi alrededor siento que estoy en medio de la nada. Y esa sensación de vacío me parece notable, sobre todo cuando en otros referentes como Wind Waker sucedían eventos que te hacían sentir que no andabas en un océano inerte, como cuando aparecía el barco fantasma o te sorprendía una tormenta. Nada de eso ocurre en Skyward Sword, y en las tierras bajas los escenarios tampoco se sienten muy distintos.

Una imagen de The Legend of Zelda Skyward HD
Zelda Skyward Sword explota el cariño entre Link y Zelda.

¿Era este el mejor Zelda que Nintendo pudo reeditar? Seguramente no. Un buen amigo y fanático de la serie me dijo que sería increíble que Nintendo rehiciera Oracle of the Ages y Oracle of Seasons con el motor gráfico del remake de Link’s Awakening (SERÍA INCREÍBLE).

Yo fantaseé con la posibilidad de volver a jugar The Adventure of Link, el incomprendido Zelda 2. Seguramente Skyward Sword era el Zelda más sencillo que Nintendo podía preparar en un par de meses. Aclaro que no es ninguna justificación para Nintendo, pues Skyward Sword me parece el Zelda más desangelado de la serie, aunque mantiene parte del estándar que la hace famosa.

Los fanáticos dirán que este Zelda es trascendental por su historia, que explica por qué el juego se llama The Legend of Zelda. Yo, en cambio, valoro que el juego haya añadido la opción de saltar las escenas cinematográficas.

Recomendaciones del editor